Cambiar el tejado a Tesla Solar Roof es un error financiero. Y grande.

Tesla Solar Roof

La expectación de los productos solares de Tesla fue máxima cuando el año pasado presentaron sus tejados solares y sus nuevas baterías para el hogar. El futuro que nos presentaba la compañía era de energía limpia y estética agradable, sin grandes paneles que cubran el tejado afeando las casas.

La semana pasada, por fin, presentaron los costes de su sistema. Y aunque dijeron que esto era más barato que un techo normal (debido al ahorro de coste energético) la realidad es bastante más compleja. Y sinceramente, las cuentas no salen: instalar un techo solar de Tesla es un error financiero.

Los cálculos según Tesla

Tesla ha puesto a disposición de todo el mundo una calculadora online para ver cuánto costaría instalar sus techos frente a unos tradicionales. Para ello hay que proporcionar una dirección de EEUU y el tamaño del tejado a cubrir, ya que hay que calcular las horas de sol y cuánto tejado se cubre con tejas-panales o con tejas tradicionales (de aspecto idéntico pero sin generar energía).

Luego estos costes se pueden comprar con un tejado tradicional. Puede parecer que Tesla ha hinchado los precios de los tejados tradicionales para hacer más atractivo su producto, pero lo cierto es que son bastante ajustados. Consumer Reports ha hecho una comparación y efectivamente están bien. Veamos algunos ejemplos extraídos de su web.

El primer caso es en Nueva York, una casa de 200 metros cuadrados de tres pisos, con un tejado aproximado de 100 metros cuadrados. En este caso Tesla recomienda cubrir el 70% con tejas-paneles y poner una batería Powerwall. Los cálculos dicen que en 30 años se ganaría dinero, concretamente 13.900 dólares.

Cr Homeandgarden Inline Teslasolar Newyork Screengrab 05 17

Otro ejemplo es en Texas. Aquí estaríamos hablando de una casa de dos plantas de 400 metros cuadrados, 300 metros cuadrados de tejado y recomienda cubrir la mitad del tejado con tejas-paneles y poner dos baterías Powerwall (lo normal en esa zona es tener el aire acondicionado encendido 300 días al año). En este caso en 30 años hay un coste, no una ganancia, de 13.500 dólares.

Cr Homeandgarden Inline Teslasolar Texas Screengrab 05 17

Suena bien, ¿no? Cambiar un tejado y que nos salga a ganar dinero o a pagar muy poco es interesante, sobre todo si vamos a contribuir al medio ambiente eliminando, en gran medida, nuestra huella energética. Pero no todo es tan bonito como parece.

Los costes ocultos de los cálculos

Cada casa es distinta. Y no es lo mismo tener una casa con el tejado orientado al norte-sur que este-oeste. Y no es lo mismo estar en un páramo que tener árboles que tapan la casa. Por tanto los cálculos de generación de energía que proporciona Tesla pueden ser (y digo pueden porque no estamos 100% seguros) algo optimistas, quizá haya que poner más tejas-paneles y esto eleva los costes.

Lo segundo es que la producción de los paneles solares dependen mucho de su limpieza. Con el tiempo o se limpian los tejados o la producción de energía caerá. Es por ello que las plantas de producción de energía limpian los paneles de forma regular (y esto añade un coste a la producción de energía).

Tesla Solar Roof 2

Pero realmente estas dos pegas no se pueden confirmar al 100%, quizá Tesla tiene ya en cuenta estos aspectos en sus cálculos. Lo que no tiene tanto sentido es que el ahorro energético que nos proporciona. Para el ahorro tiene en cuenta el precio de la electricidad del lugar en el que vive y añade un 2% de subida del precio de la electricidad anual. Esto es una barbaridad de predicción a 30 años vista.

Miremos en detalle las cuentas: en el caso de Nueva York dice que la producción de energía equivale a 46.800 dólares en 30 años (con este 2% de incremento anual incluido), que equivale a un gasto anual (a precios de hoy) de 1.155 euros. Esto son casi 100 dólares al mes en electricidad. Es difícil comparar pero el gasto medio de electricidad en España es casi la mitad, aunque en viviendas unifamiliares seguro que es mayor.

Otro problema que presentan los cálculos es el coste de la batería. Aunque en el coste de las tejas-paneles va incluida la instalación y la garantía por 30 años, en la batería (que no es un coste despreciable, 7000 dólares) la garantía es únicamente 10 años. Y dudo mucho que una batería dure 30 años. Si hay que reponerla, una o dos veces, los cálculos saltan por los aires.

Tejas Tesla

Por último, el coste incluyen créditos fiscales de EEUU (aunque no de los Estados) que son abundantes. En España, por ejemplo, no existen. Y en EEUU, aunque existan ahora, quien sabe en 30 años. No olvidemos que los Estados pueden cambiar sus subvenciones y si un negocio está basado en esto puede ser un desastre.

Un pequeño detalle de estos cálculos es que siempre están hecho para ser completamente independientes de la red. En EEUU no hay una norma federal sobre el conexionado de este tipo de instalaciones, en algunos Estados podría ser interesante conectarse y revender a la red el excedente (incluso puede salir a cuenta instalar más tejas-solares para producir más y no tener batería ya que está el respaldo de la red). En España, con la normativa actual, conectarse a la red significa pagar, con lo que saldría menos a cuenta a no ser que se haga de forma ilegal o bien confiando en que las compañías eléctricas no se darán cuenta de lo que inyectemos a su red o con un inversor inteligente que impida estas inyecciones.

¿Por qué es un error financiero?

Independientemente de todos los fallos que hemos descubierto a las cuentas de Tesla, la inversión es un error financiero. Cualquier inversión que se haga a 30 años debe sopesarse con mucha cautela y aquí hay cosas que no cuadran, muchos interrogantes que pueden hacer que la cosa no salga tan bien como pintan (renovar batería, que quiten las ayudas, que la producción solar no sea como la prometida…)

La inversión inicial es muy abultada. En el caso de la vivenda en Nueva York estamos hablando de 38.400 dólares. La de Texas 85.200 dólares. Si no se tiene el dinero hay que endeudarse, con lo que los costes suben. Y si se tiene también hay que tener en cuenta el coste de la oportunidad, ¿cómo rentaría dicho dinero en otras inversiones?

Mirando el caso de EEUU y tirando hacia una inversión segura (el bono de EEUU a 30 años) está dando una rentabilidad del 3% anual. Y esto es duplicar la inversión. En ambos casos sale mucho más rentable meter el dinero en estos bonos, de hecho también es mucho más seguro (EEUU nunca ha hecho un default en su historia).

Y es que cuando una inversión se hace a 30 años vista los errores financieros son muy comunes, el plazo es demasiado largo. ¿Qué pasaría si el propietario decide cambiarse de casa antes de los 30 años? Puede que los nuevos propietarios no valoren tanto la inversión realizada y al final se pierda dinero, mucho más teniendo en cuenta los riesgos

Situación del autoconsumo en España y México

Como hemos visto es bastante complicado extrapolar los cálculos que hace Tesla en EEUU a otros países, como España y México. El motivo es que no proporcionan datos sobre la eficiencia de sus paneles ni las horas estimadas de luz solar al año por zona geográfica en la que basan sus datos de predicción de generación.

Sin embargo lo que está claro es que la situación legal del autoconsumo eléctrico es bastante diferente en cada país. De hecho en EEUU varía en cada Estado y por eso Tesla no ha entrado en si se revende o no energía a la red, su calculadora prescinde de la red eléctrica.

En España la situación del autoconsumo es muy mala. La legislación impone costes a quien se conecta a un sistema de autoconsumo solar y a la red eléctrica. Hay que pagar unos peajes de acceso, un estudio de viabilidad, etc. todo ello para desincentivar su uso. Esto es así desde 2015.

En enero de este año la oposición presentó una modificación de la legislación actual para mejorar la situación, pero el Gobierno la ha parado, a pesar de que desde Europa ven la norma actual con malos ojos. Por tanto hacer las cosas legales en España sale excesivamente caro: o se hace una instalación ilegal (so pena de multas abultadísimas) o no merece la pena.

En México la situación es mucho mejor. El sistema que impera allí es el del balance neto: solo pagas la diferencia. Es decir, si generas más que consumes, inyectas a la red y tienes un crédito de energía para cuando consumas más que generes. Es un sistema que funciona en países como Alemania, Portugal, Grecia, Italia, Dinamarca, Australia y la mayoría de estados de EEUU. Si sumamos a que en México la incidencia del sol es muy ventajosa, más que en España y EEUU, estamos ante un país ideal para el autoconsumo. Eso sí, los incentivos fiscales de EEUU siguen pensando mucho, no hay más que ver cómo se hunden los números de Tesla si quitamos los "tax credits".

Gran idea para placas solares bonitas, pero nada nuevo bajo el sol

Poner placas solares no es rentable a corto plazo. Si no todo el mundo las tendría en el tejado. En el caso de las tejas-solares las cuentas salen aún menos, ya que estamos hablando de reemplazar tejados, que tiene un coste extra. Tiene sentido si se está evaluando reemplazar un tejado, pero hacerlo para tener energía solar no tiene sentido financiero, es muy caro.

Para viviendas nuevas puede ser interesante, ya que hay que colocar un tejado. Pero, de nuevo, hay demasiadas incertidumbres para determinar que el coste extra de instalar estas tejas-solares frente a tejas convencionales sale a cuenta cuando metemos en el cocktail la factura de la luz.

En España, desde luego, tenemos muchas horas de luz, pero también nulas subvenciones para poner este tipo de tejados. Lo que hace alguna gente es poner una única placa orientada correctamente, autoinstalarla, enchufarla a la red sin informar a la compañía eléctrica y entonces, y solo entonces, se puede recuperar la inversión en 6-7 años. Si nos salimos de este esquema y buscamos acabados bonitos, garantía de 30 años, pagamos la cuota a la compañía eléctrica o metemos una batería o inversor con control de inyecciones a la red… los números no salen.

También te recomendamos


El techo solar de Tesla es más barato que uno normal, tiene garantía de por vida y además, genera electricidad


Así son los techos solares de Tesla: produciendo energía con un tejado de diseño


¿Cuántos dientes tenemos? Todas las piezas dentales


La noticia

Cambiar el tejado a Tesla Solar Roof es un error financiero. Y grande.

fue publicada originalmente en

Xataka

por
Alejandro Nieto

.

Chequea también

650_1200

El nuevo Surface Pro no está solo: comparativa con el resto de convertibles con stylus que luchan por ser el mejor

Tenemos nuevo Surface Pro, modelo del equipo 2 en 1 con stylus que ha marcado un camino a seguir tanto por Microsoft como por otras marcas. Desde Apple a Samsung pasando por el gigante HP o incluso Huawei, todos quieren tener el convertible 2 en 1 definitivo. Comparamos los mejores modelos para que tengas claro cuál te conviene comprar. Formato tablet con teclado externo: la combinación ganadora El sector de los portátiles convertibles está en auge. Tras el boom de los ultrabooks, en el sector del portátil conocimos varios intentos en forma de equipos convertibles donde la pantalla giraba sobre el teclado, pero finamente parece que se impone la combinación más lógica: 2 en 1 clásico, el del formato tablet que podemos usar de forma separada y al que añadir un teclado externo, habitualmente haciendo las veces de funda protectora. Esa combinación que conocimos primero en los tablets, se ha trasladado de forma acertada al mundo del portátil gracias a sistemas operativos como Windows 10, y los procesadores de Intel que admiten ya incluso en los Core i5, dejar de lado los ventiladores y adaptarse sin complejos a un modo de uso de tablet muy funcional si incluimos en la ecuación al stylus. Surface fue quien plantó la semilla de los 2 en 1 con stylus y buen nivel, pero casi todos sus rivales ofrecen ahora mismo modelos que son alternativas muy válidas En esta comparativa nos hemos centrado en los modelos convertibles 2 en 1 con un uso que va más allá del puramente doméstico. Son modelos de gama alta y con un denominador común: el uso de un stylus para completar la experiencia. Entre los candidatos que proponemos como rivales del nuevo Surface Pro están el iPad Pro, el Samsung Galaxy Book, el HP Spectre X2, el ASUS Transformer 3 Pro, el Lenovo X1 Tablet y el Huawei Matebook E. Pantalla (pulgadas) Peso (gramos) Grosor (mm) Stand Surface Pro 12,3 766 8,5 Regulable iPad Pro 12,9 713 6,9 No ASUS Transformer 3 Pro 12,6 790 8,3 Regulable Samsung Galaxy Book 12 716 7,3 No HP Spectre X2 12,3 840 8 Regulable Lenovo Thinkpad X1 Tablet 12 767 8,4 Regulable Huawei Matebook E 12 640 6,9 No En dimensiones, la igualdad es lo predominante, con todos los convertibles ofreciendo una diagonal de pantalla de entre 12 y 13 pulgadas, y con un peso y grosor que supera el de los tablets pero está muy bien para ser un equipo que, con teclado, suele rondar el kilogramos y poco más de peso. Las diferencias están básicamente en el acabado, el aprovechamiento del frontal para la pantalla, y el soporte. Los modelos más de tipo tablet puro, como el iPad Pro, el Samsung Galaxy Book o el Huawei Matebook E, otorgan ese privilegio a los que opten por sus fundas oficiales. El resto integra un sistema de bisagra cada vez más completo y que admite no solo una posición sino una regulación exacta o en varios puntos que es importante cuando queremos hacer uso del tablet inclinado tanto para tareas multimedia como usando el stylus. El teclado externo que hace de funda marca diferencias La principal diferencia entre estos equipos 2 en 1 y otros modelos de tablets que funcionan con Windows 10 (o iOS si así lo prefiere) está básicamente en que se han ideado con un teclado-funda como complemento casi imprescindible. Si bien puede usarse con todos ellos cualquier teclado bluetooth que tengamos por casa o queramos comprar, lo que realmente casa con ellos es un modelo compacto, ligero y que cada vez más se asemeja a un teclado clásico. La fiebre por este tipo de teclados bien hechos la inició Microsoft con el modelo para sus Surface Pro. La buena generación lo mejora todavía más y cuida tanto el recorrido de las teclas como la capacidad multitáctil del touchpad y por supuesto el acabado del mismo. Teclado incluido Retroiluminación Touchpad Recorrido tecla Peso (gramos) Surface Pro No -- Sí -- 310 iPad Pro No No No -- -- ASUS Transformer 3 Pro Sí Sí Sí 1,4 mm Samsung Galaxy Book Sí -- Sí -- -- HP Spectre X2 Sí -- Sí -- -- Lenovo ThinkPad X1 Tablet Sí Sí Sí -- 240 Huawei Matebook E -- -- Sí -- -- A la hora de comprar un equipo de este tipo no hay que olvidar el precio del teclado si es que no va incluido, cosa que ocurre en los modelos de Apple y Microsoft. Para ellos reserva entre 150 y 200 euros. También hay que dar valor a algunos modelos que aprovechando la conectividad, dan posibilidad de mejorar sus prestaciones. El Lenovo por ejemplo admite una base que lo convierte en proyector, mientras que el ASUS es el más ambicioso de todos, pudiendo conectar una base gráfica con tarjeta hasta GTX 980, o un adaptador para añadir más puertos. La conectividad no es algo a obviar cuando nos sirve para añadir otros elementos que uno nunca sabe si va a necesitar. Y ahí hay bastante disparidad. USB HDMI/Displayport Thunderbolt Lector tarjetas Surface Pro USB-A MiniDisplayPort No MicroSD iPad Pro No No No No Asus Transformer 3 Pro 1 USB-C / 1 USB-A HDMI 1 MicroSD Samsung Galaxy Book 1 USB-C No No MicroSD HP Spectre X2 2 USB-C No No No Lenovo ThinkPad X1 Tablet 1 USB-C / 1 USB-A MiniDisplayPort No MicroSD Huawei Matebook E 1 USB C No No No Los convertibles se ponen serios en potencia y batería Una de las novedades muy bienvenida en el nuevo Surface Pro es que la batería mejora sustancialmente respecto al primer modelo. Era uno de los puntos claramente flacos de los Surface anteriores. Y es que la batería resulta clave en un producto que queremos llevar de un lado para otro. En los modelos comparados, en modo reproducción multimedia, la media ronda las 10 horas, una cifra que nos asegura al menos unas 5 en modo productivo, aunque siempre dependerá de lo que le exijamos. Estaremos atentos a las cifras reales en entorno de trabajo intensivo que nos ofrece el Surface Pro, que es el que por ahora mejor pinta tiene en batería. No menos importante es la potencia, y ahí la combinación de memoria RAM y procesador que escojamos nos va a marcar desde el recorrido que tendrá el 2 en 1 hasta el precio a pagar o ruido y calentamiento en funcionamiento. Contar con los últimos procesadores de Intel es clave y ahí de nuevo Surface Pro apuesta por los Core M3 y un Core i5 que también prescinde de la refrigeración activa. Procesador Memoria RAM SSD Batería Surface Pro Core M3, Core i5 o Core i7 4 / 8 / 16 GB 128 / 256 / 512 GB / 1 TB 13,5 horas iPad Pro Apple A9X -- 32 / 128 / 256 GB 10 horas Asus Transformer 3 Pro Core i5 / Core i7 16 GB 128 / 256 / 512 GB / 1TB 39 Wh Samsung Galaxy Book Core i5 8 GB 128 GB 11 horas HP Spectre X2 Core i5 / Core i7 4 / 8 / 16 GB 128 / 256 / 512 GB / 1TB -- Lenovo ThinkPad X1 Tablet Core i5 / Core i7 Hasta 16 GB 128 / 256 / 512 GB / 1TB 10 horas Huawei Matebook E Core M3, Core i5 o Core i7 4 / 8 GB 128 / 256 / 512 GB 4430 mAh Pantalla y stylus para ir más allá del portátil Si por la mayoría de estos equipos 2 en 1 pagamos más de 1.000 euros en una configuración decente, la pantalla tiene mucho que decir. No estamos ante paneles de poco brillo o resolución básica. Aquí las marcas aportan lo mejor que tienen, con resoluciones al menos 2K y compatibilidad para usar los stylus. Es el signo común que hemos escogido para comparar a estos equipos: todos ellos, ya sea de serie como el Samsung o el ASUS, o comprando aparte como Apple y Microsoft (a razón de más de 100 euros), ofrecen una experiencia más completa por medio de la escritura. Tecnología Resolución Formato Otros Surface Pro IPS 2736 x 1824 (267 ppp) Formato 3:2 - iPad Pro IPS 2732 x 2048 (264 ppp) Formato 3:2 Antireflectante ASUS Transformer 3 Pro IPS 2880 x 1920 (275 ppp) Formato 3:2 121% sRGB Samsung Galaxy Book SuperAMOLED 2160 x 1440 (217 ppp) Formato 3:2 - HP Spectre X2 IPS 3000 x 2000 (293 ppp) Formato 3:2 - Lenovo ThinkPad X1 Tablet IPS 2150 x 1440 (216 ppp) Formato 3:2 - Huawei Matebook E IPS 2160 x 1440 (217 ppp) Formato 3:2 - Configuraciones disponibles y precio: la última decisión Con las preferencias lógicas por una marca, el diseño, acabado o incluso sistema operativo (el iPad Pro no olvidemos que presenta iOS), una decisión clave antes de elegir convertible está en la configuración deseado y el precio que nos marcaría. Comparemos el precio a partir del cual podemos conseguir estos equipos convertibles que salvo el caso del Surface Pro e iPad Pro, incluyen tanto teclado como stylus de serie. Que tomen nota. Configuración Precio Surface Pro Core m3/4GB/128GB 949 euros iPad Pro 32 GB 899 euros ASUS Transformer 3 Pro Core i5 / 8 GB / 256 GB 1182 euros Samsung Galaxy Book Core i5 / 4 GB / 128 GB 1200 dólares HP Spectre X2 Core i5 / 4 GB / 128 GB 990 dólares Lenovo ThinkPad X1 Tablet Core M5 / 8 Gb / 256 GB 1500 euros Huawei Matebook E Core m3/4GB/128GB 999 euros Ahora te toca a ti, ¿con cuál te quedarías? También te recomendamos No esperéis grandes revoluciones en el Surface Pro 5: no las habrá según Paul Thurrot Si pregunto mis dudas a Hacienda ¿estoy obligado a acatar su respuesta? Así funcionan las consultas vinculantes ASUS Zenbook Flip UX360UA, análisis: el convertible definitivo de ASUS - La noticia El nuevo Surface Pro no está solo: comparativa con el resto de convertibles con stylus que luchan por ser el mejor fue publicada originalmente en Xataka por Javier Penalva .