“Los peores días de mi vida”: El famoso youtuber latino preso en EE.UU. por un video

"La Divaza", el más influyente youtuber venezolano, no pudo nunca imaginar que un video publicado justamente en la plataforma que lo hizo famoso sería la causa de que lo deportaran de EE.UU.

El joven, de 18 años, que con apenas cinco de "carrera" en la plataforma audiovisual logró conseguir 3,3 millones de seguidores, cuenta en un video publicado este domingo último las razones que hicieron que abandonara Miami, la ciudad donde se había establecido meses atrás luego de salir de Venezuela, su país natal, en pos del 'sueño americano'.

Pedro Figueira, como realmente se llama "La Divaza", subió en abril de este año a Youtube una publicación titulada "Me voy de Venezuela", que fue reproducida más de 2,5 millones de veces.

En ese video, de ocho minutos, el youtuber -abiertamente opositor al gobierno de Nicolás Maduro-, afirmaba que lo que su país no podía proporcionarle, el Norte se lo daría."Voy a vivir en Miami: estoy aquí ya, este es mi nuevo departamento", soltó mientras hacía un paneo de su habitación.

"Escogí esta ciudad porque he ido, venido, conozco, tengo amigos acá. Sé que me voy a sentir como en casa". Más adelante afirmó que, aunque era un "reto gigante" vivir solo por primera vez, esperaba poder llevarse a su familia a EE.UU.

La retención

A principios de junio de este año, Figueira viajó a México para participar en la entrega de unos premios del canal musical estadounidense MTV. Según el relato que subió a Youtube, para esa fecha ya se había establecido en la ciudad estadounidense.

Una vez cumplidos sus compromisos comerciales en tierra mexicana, se disponía a regresar a EE.UU., el 4 de junio, cuando en el Aeropuerto Internacional de Miami fue abordado por personal de inmigración, que le hizo una serie preguntas.

Tras el interrogatorio y la entrega de su pasaporte, según su testimonio, fue llevado a un cubículo donde permaneció seis horas, para posteriormente ser trasladado a otro donde había más agentes de inmigración y celdas. Allí estuvo por diez horas más.

El agente estadounidense que lo interrogó, según relata en las redes, le recordó que debía "responder con la verdad" sobre la razón de su visita a ese país. Tras la argumentación del joven venezolano, el hombre le dijo que no era cierto lo que afirmaba y que mentirle a un oficial de inmigración era "un delito penado en los EE.UU".

"Hiciste un juramento, y si no nos ayudas con la verdad te podemos retener", le advirtió.

Sabemos las respuestas

Lo más impactante, según afirma el youtuber en un video que logró 2,5 millones de visualizaciones, fueron la siguientes palabras que supuestamente pronunció el funcionario:

"Todas estas preguntas las hacemos para ver qué respondes. Si te hacemos estas preguntas básicas, es porque sabemos las respuestas".

Su sorpresa fue todavía mayor cuando el agente le mostró la pantalla de su computadora, donde, dijo, "tenía mi canal abierto, con mi post donde anunciaba que me iba de Venezuela".

Después de esa prueba contundente, el hombre le manifestó a Figueira que había violado las condiciones de su residencia en EE.UU. y que sus ingresos por pagos del canal Youtube eran considerados como "un trabajo ilegal".

"Has ganado dinero y jamás has pagado impuestos", supuestamente le dijo el oficial, que procedió entonces a anularle su visa.

"Me habían dicho que como tenía la visa, mejor borrara el video, y lo había puesto en privado en Youtube antes de entrar a EE.UU.", explicó en su publicación el famoso joven venezolano, que ha hecho presentaciones en Colombia, Panamá e Israel.

"Esa gente te revisa las redes sociales, lo que pones, lo que publicas", agregó.

La celda

En su relato de unos quince minutos, Figueira recoge que el agente le hizo preguntas -que calificó como "raras"- sobre si tenía temor de regresar a Venezuela, si realmente quería hacerlo y, de no ser así, le pidió que diera una señal de no sentirse seguro en su país para "tramitar el asilo político y dejarlo pasar sin problemas".

Ante su negativa a solicitar asilo, un estatus que según las leyes estadounidenses se le otorga a "perseguidos políticos" y que le impediría salir de ese país para cumplir compromisos laborales en otros lugares, le quitaron sus pertenencias y lo recluyeron en una celda por 72 horas.

"En esa celda me imaginé lo peor: sin teléfono, sin internet, sin comunicación, nadie sabía nada de mí. Les preguntaba y nadie me decía nada. Lo que hacía era sólo llorar", cuenta en su video.

Dice que además lo desnudaron para cerciorarse de que no transportara drogas y que le intentaron hace un tacto rectal para descartar microtráfico de estupefacientes. "Esos tres días fueron los peores de mi vida", afirma el joven, que por cinco años tiene prohibida la entrada a EE.UU.

Chequea también

FOTOS: Identifican una enorme y brillante criatura captada en el fondo del océano

Lo que registró un buceador cerca de la costa de Australia fue un evento muy raro, según la bióloga estadounidense Rebecca Helm.