Bofetadas, vejaciones y homicidios involuntarios: 5 ‘youtubers’ adolescentes que fueron demasiado lejos

Imprimir
https://es.rt.com/6t44

Portada

Actualidad

Bofetadas, vejaciones y homicidios involuntarios: 5 'youtubers' adolescentes que fueron demasiado lejos

Publicado: 11 jun 2019 14:58 GMT | Última actualización: 11 jun 2019 15:10 GMT

Las ganas de brillar y la temeridad adolescente pueden ser un cóctel explosivo con consecuencias nefastas. En YouTube hay varias muestras de ello.

Bofetadas, vejaciones y homicidios involuntarios: 5 'youtubers' adolescentes que fueron demasiado lejosEl 'youtuber' español Reset, recientemente condenado por una jueza a abandonar YouTube durante cinco años.YouTube / @ReSet Fortnite

Hace pocas semanas, un jovencísimo 'youtuber' español recibió un severo castigo en sede judicial: 15 meses de cárcel por un delito contra la integridad moral. El joven Kanghua R., más conocido en el entorno digital como Reset, había protagonizado un video en el que entregaba a un indigente un paquete con galletas, algunas de las cuales había rellenado previamente con pasta dental. La jueza encargada del caso le condenó también a indemnizar al sintecho con 20.000 euros, a borrar su canal de Youtube y a no volver a usar la plataforma durante los próximos cinco años.

El video del delito causó rechazo e indignación en su día. Varios otros 'youtubers' criticaron su acción y el propio Reset perdió cientos de miles de suscriptores en su canal. La condena que se le ha impuesto dos años después no solo subraya la gravedad de sus actos en concreto, sino que además propicia una reflexión importante acerca del alcance y los límites de esta novedosa actividad, común y muy popular entre los adolescentes, que consiste en crear y compartir contenidos en YouTube.

El 'youtuber' Reset en uno de sus videos más recientes

/ YouTube / @ReSet Fortnite

Durante los últimos años, mientras las palabras 'youtuber' o 'influencer' aún se esforzaban por tener su propio espacio en el vocabulario cotidiano, han sido varios los jóvenes que se han metido en líos más o menos serios en su búsqueda de la fama virtual o de dinero. Algunos de sus intentos de brillar han tenido consecuencias verdaderamente fatales, y otros han concitado un rotundo rechazo social.

Sonoras bofetadas, maltrato animal, bromas pesadas, accidentes mortales y hasta homicidios involuntarios han jalonado la delirante historia del entretenimiento en YouTube, un ámbito en el que las ganas de conseguir atención, la posibilidad de obtener jugosos ingresos económicos y la loca temeridad adolescente actúan demasiadas veces como un peligroso cóctel explosivo. Repasamos los casos más sonados, empezando por el mencionado Reset:

1. Bocadillos de excrementos, gatos maltratados y galletas con dentrífico: los 'retos' de Reset.

Una de los aspectos más llamativos del controvertido caso de Reset es la escasa consciencia que este 'youtuber' en particular parece tener sobre las implicaciones éticas de sus actos. En el juicio en el que resultó condenado, este adolescente de origen chino manifestó en su defensa que "todo era en plan de coña". "Mi intención no era ofender; vosotros vais muy a tope con la ley", les llegó a decir al fiscal y a la jueza.

En el mismo video por el que fue procesado, poco después de entregar un billete de 20 euros y varias galletas rellenas de pasta dental al indigente (que, según se supo más tarde, sufrió malestar y náuseas a causa de tan impropia ingesta), Reset se grabó a sí mismo mientras caminaba por la calle, diciendo esto a la cámara: "La verdad es que se siente bien cuando ayudas a una persona. Obviamente, en la parte de las 'Oreo' con pasta dental, a lo mejor me habré pasado un poco, pero mira el lado positivo: esto le ayudará a limpiarse los dientes. Creo que no se los limpia desde que se volvió pobre". En ese momento, Reset no lo sabía (era incluso asombrosamente incapaz de entenderlo), pero se estaba convirtiendo en uno de los 'youtubers' más odiados de la historia.

El 'youtuber' Reset rellenó galletas 'Oreo' con pasta dental y las dio a un indigente para que las comiera.

/ YouTube/@ReSet

La comunidad hispanohablante de YouTube se le echó encima. No era la primera vez que este adolescente recibía duros reproches por el contenido de su canal. Anteriormente ya había sido criticado por maltratar a sus gatos en algunos videos. Les obligaba a beber zumo de limón o a ingerir pastillas de menta, los lanzaba a una bañera llena de agua, o les hacía caminar sobre una raqueta electrificada.

La ligereza con que admite estar incurriendo en maltrato animal y la manera en que lo justifica sirven para intuir su nivel de consciencia ética al respecto: "Ahí podemos ver cómo se electrocuta, y no os niego que eso pueda ser maltrato animal –admite el 'youtuber'–, pero yo ya os he dicho muchas veces que lo hago en plan de broma".

Captura de un video en el que Reset juega con sus gatos

/ YouTube / @ReSet Fortnite

En su canal, que está a punto de ser definitivamente cancelado y borrado en cumplimiento de su condena judicial, son frecuentes los videos de 'retos'. Sus suscriptores le plantean desafíos que él debe superar en los videos, y Reset los acepta y los lleva a cabo. En una ocasión, llegó a hacer un bocadillo con pan y excrementos de gato, y lo ofreció a un anciano y a un menor de edad, que lo rechazaron en ambos casos.

Estos contenidos fueron tenidos en cuenta por la jueza que le sentenció a finales del pasado mes de mayo, que de ninguna manera consideró atenuante el hecho de que el joven lo hiciera todo "en plan de broma". Muy al contrario, la magistrada explicitó en su sentencia que varias de sus "bromas" eran en realidad "acciones de naturaleza vejatoria contra personas indefensas y vulnerables". Reset no ingresará en prisión porque carece de antecedentes penales.

2. 'MrGranBomba' y la antológica bofetada

Durante un par de días no se hablaba de otra cosa en España: fue como si el sonido de una bofetada hubiera llamado la atención de todo un país.

En varios de sus videos, el 'youtuber' Sergio Soler, conocido en la red como MrGranbomba y famoso por sus bromas con cámara oculta, se acercaba a diversos transeúntes y les pedía indicaciones para llegar a algún lugar, mientras iba deslizando insultos rimbombantes en la conversación. La gente solía quedar desconcertada o molesta en estos breves encuentros, pero antes de que la tensión aumentara demasiado, el joven bromista les avisaba de que había una cámara oculta grabando y de que todo formaba parte de su 'performance' humorística para YouTube. Todo iba funcionando relativamente bien, hasta que un día abordó a la persona menos indicada.

Se trataba de un repartidor en mitad de su jornada de trabajo. El joven le hizo las preguntas habituales sobre cómo llegar a tal sitio de la ciudad, e intercaló un insulto, según lo previsto: le llamó 'cara anchoa'. El trabajador enseguida se enfadó muchísimo, y decidió tomarse la justicia por su mano, literalmente. El bofetón que le propinó al 'youtuber' fue tan fuerte y sonoro que quedó grabado desde entonces en la memoria colectiva de los españoles, recorrió todas las redes sociales y terminó arruinando para siempre el canal y la carrera de MrGranBomba en la plataforma.

Tras un sonado rifirrafe judicial, el repartidor fue finalmente sancionado con una multa de 30 euros, y la Audiencia Provincial de Alicante archivó la causa que éste presentó contra el 'youtuber', aunque en un momento del proceso llegó a exigírsele al joven bromista una fianza de 500.000 euros.

Hace casi exactamente un año, el adolescente, que ya había cerrado definitivamente su canal, lamentaba las consecuencias del incidente y su repercusión en su vida personal, en un programa de televisión de máxima audiencia.

Curiosamente, un hecho como este se volvió absolutamente viral en España, pero lo cierto es que este tipo de incidentes son bastante comunes en EE.UU., donde está mucho más extendido este tipo de 'youtubers' bromistas o 'pranksters'.

Con cierta frecuencia, algunas de estas bromas salen mal y terminan en una agresión física. De hecho, pasa tantas veces que ya abundan en la red las recopilaciones que reúnen episodios de este tipo.

3. 'Peluchín Entertainment': el quinceañero que mató a su gato a golpes en un video

En diciembre de 2018, el chileno Matías Vera Oyarzún, de tan solo 15 años, subió a YouTube uno de los contenidos más violentos y desagradables que pueden imaginarse: se grabó golpeando a su gatohasta la muerte, y luego publicó las imágenes, que eran terriblemente explícitas, en su propio canal de la plataforma, que contaba con unos 12.000 seguidores.

Como era previsible, los usuarios de las redes sociales quedaron genuinamente espantados y criticaron duramente la aberrante conducta que mostró el adolescente en la grabación, que aún puede encontrarse en Internet sin necesidad de una búsqueda exhaustiva.

El jovencísimo 'youtuber' borró el video, pero siguió publicando contenido poco después, ajeno a la enorme controversia que había generado. De hecho, en el siguiente video, titulado 'Adopté nuevos gatos', hace una despreocupada referencia a 'Jason', el gato al que asesinó públicamente: "Ese gato se murió, debido a que tuvo un accidente", afirma tranquilamente Vera Oyarzún en su última producción para YouTube.

Captura de pantalla del último video de 'Peluchin Entertainment'

/ YouTube / Peluchin Entertainment

Los comentarios a este último video consisten básicamente en insultos y reproches, y su actividad como 'youtuber' ha cesado desde entonces.

La Policía de Investigaciones de Chile puso el caso en conocimiento de las autoridades judiciales a finales del pasado mes de diciembre. Hasta el momento no se ha abierto ninguna causa penal contra el menor y ni siquiera se ha llegado a tomarle declaración, pero la investigación continúa abierta.

Mientras tanto, otros populares 'youtubers', como Auronplay o Jordi Wild, se pronunciaron sobre este cruento asunto, en videos que recabaron varios millones de visualizaciones en su canal. En ellos condenaron duramente el asesinato del animal y llegaron a cuestionar abiertamente la salud mental de 'Peluchín'.

4. Logan Paul en el bosque de los suicidios

Este 'youtuber' estadounidense esuno de los más conocidos del mundo, y también uno de los que más escándalos ha protagonizado y más antipatías se ha granjeado en la plataforma. En cualquier caso, su canal tiene actualmente más de 20 millones de suscriptores, y la revista Forbes estima que es el séptimo 'youtuber' mejor pagado del mundo, con una fortuna acumulada de 12'5 millones de dólares.

Durante los primeros días del año 2018, Paul, que por entonces tenía 22 años, publicó un video titulado 'Encontramos un cadáver en el bosque japonés de los suicidios'. La grabación mostraba al exitoso 'youtuber' junto a varios amigos adentrándose en el bosque Aokigahara, situado en la base del Monte Fuji y famoso por ser un lugar en el que muchos japoneses acuden para poner fin a su vida, desde hace cientos de años.

Captura del vídeo en el que el 'youtuber' Logan Paul se interna en el bosque Aokigahara (Yamanashi, Japón)

/ YouTube / Jean :v

En cierto momento de la grabación, la cámara mostraba a lo lejos el cadáver de un hombre colgado de un árbol, mientras Paul (ataviado con un extravagante gorro) y sus amigos se reían y se burlaban, dirigiéndose al fallecido con bromas, y preguntándole "¿estás bien?", entre sonoras carcajadas.

Ante la previsible e inmediata avalancha de críticas, el joven 'youtuber' borró el video –que superó de todas formas los ocho millones de reproducciones en el breve lapso de tiempo en el que estuvo accesible– y publicó otro pidiendo disculpas.

Recientemente, Paul ha vuelto a acaparar la atención de los medios de comunicación por revelar, en una de sus últimas producciones para YouTube, que sufre un tipo de daño cerebral que limita algunas de sus capacidades. Entre ellas, la de la empatía o la de aprender de los propios errores.

5. Monalisa Pérez, la 'youtuber' embarazada que mató a su novio de un disparo

Este es probablemente el caso más extremo entre los excesos cometidos en YouTube, o al menos el que se ha saldado con consecuencias más nefastas. Ocurrió a finales de junio de 2017. Una joven de Minnesota (EE.UU) mató a su novio y padre de sus hijos disparándole a bocajarro con una pistola 'Desert Eagle' de calibre 50, mientras este sostenía un libro delante de su pecho, del que ambos esperaban que detuviera el avance de la bala.

Las imágenes que grabaron, desde dos cámaras distintas, jamás llegarían a utilizarse como material de entretenimiento en YouTube, pero al menos servirían como prueba en el juicio al que Monalisa Pérez se presentaría acusada de homicidio involuntario.

Poco antes de intentar ejecutar esta temeraria escena con su novio, Monalisa anunciaba en su cuenta de Twitter que ella y su pareja estaban dispuestos a grabar uno de los videos más peligrosos que habían protagonizado jamás. "Es idea suya, no mía", añadió la joven en el tuit.

La mujer, de 19 años, estaba embarazada de su segundo hijo en el momento de los hechos. Tras el fatídico disparo, fue ella misma quien llamó a la policía. Después de declarar ante las autoridades judiciales, la 'youtuber' llegó a un acuerdo con los fiscales y se declaró culpable de homicidio en segundo grado, delito que conlleva una pena de seis meses de prisión. Tres meses más tarde, el juez del estado de Minnesota ratificó la condena. Además de la pena de cárcel, el magistrado también le prohibió cualquier tipo de lucro derivado de contar su historia.

David Romero

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Añade a RT a Favoritos

Chequea también

La ‘huella china’ en la fabricación de piezas para los F-35

Mientras no cesan las acusaciones de espionaje contra Huawei, medios británicos han descubierto la existencia de una empresa china que fabrica componentes para los F-35 en pleno Reino Unido.