«Solamente preguntan mierda»: Bolsonaro desestima el escándalo sobre torturas sistemáticas en las cárceles de Brasil

Imprimir
https://es.rt.com/72gl

Portada

Actualidad

"Solamente preguntan mierda": Bolsonaro desestima el escándalo sobre torturas sistemáticas en las cárceles de Brasil

Publicado: 9 oct 2019 21:07 GMT

La denuncia fue interpuesta por fiscales del estado de Pará y apunta al organismo que creó el Gobierno del ultraderechista para retomar el control de los recintos penitenciarios, tras la masacre de 58 personas en julio pasado.

"Solamente preguntan mierda": Bolsonaro desestima el escándalo sobre torturas sistemáticas en las cárceles de BrasilAdriano Machado / Reuters

A principios de octubre, diecisiete de los 28 fiscales del Ministerio Público del Estado de Pará (al norte de Brasil) denunciaron que agentes federales de la Fuerza de Tarea de Intervención Penitenciaria (FTIP) implementaron una 'rutina diaria de tortura a escala industrial' en cárceles del estado de Pará. Cuando la prensa le preguntó por ese asunto al presidente del país, Jair Bolsonaro, este respondió: "Solamente preguntan mierda todo el tiempo".

Bolsonaro dio esa respuesta este martes a los medios mientras entraba en la residencia presidencial y se sacaba fotos con sus fanáticos. Un periodista le preguntó qué opinaba sobre los casos de tortura en las cárceles de Pará y el mandatario añadió con sorna: "déjame rezar aquí ahora. No soy pastor, no pero: 'Dios mío, lava la cabeza de esta prensa fétida que tenemos. Lava sus cabezas, pon cosas buenas dentro de sus cabezas para que puedan preguntar y ayudarme a publicar historias para salvar nuestro Brasil'. No vieron problemas en gobiernos anteriores. Ayudemos a Brasil. Ustedes son muy importantes para salvar a Brasil. Dejen de preguntar mierda".

Un día antes, el Ministro Sergio Moro visitó el Complejo Penitenciario Pará y defendió el trabajo del FTIP: "El Grupo de Trabajo de Intervención Penitenciaria ha retomado el control de las cárceles, ayudando al gobierno estatal. También de la policía local".

Las denuncias

Las Fuerzas de Tarea de Intervención Penitenciaria (FTIP) están formadas por agentes federales y penitenciarios. La organización fue creada a finales de julio el ministro de Justicia, Sergio Moro, a pedido del gobernador de Pará, Helder Barbalho, y en respuesta a la crisis del sistema penitenciario, que se ha exacerbado con varios episodios de violencia.

El 29 de julio pasado ocurrió una confrontación "entre facciones" de la cárcel de Altamira, en la que murieron 58 personas. Al día siguiente, otras cuatro personas fallecieron durante el traslado de un prisionero.

Toda esa crisis llevó a crear la unidad. Sin embargo, ahora la denuncia de la fiscalía indica que los abusos en las cárceles han sido cometidos por esos agentes penitenciarios, al propiciar condiciones de salud deplorables, violencia sexual, empalamiento, perforaciones y faltas de higiene en las cárceles de Pará.

Ahora, 17 de los 38 procuradores de la República del estado de Pará firmaron una acción de improbidad (falta de moral) administrativa para denunciar todo tipo de torturas, desde que las cárceles están a cargo de la mencionada unidad del gobierno.

Los fiscales obtuvieron la información sobre las múltiples torturas luego de entrevistar a algunos presos que ya fueron liberados, así como a familiares de otros detenidos e incluso a funcionarios estatales. Ellos fueron quienes relataron golpes con escoba, disparos con balas de goma, perforación de uñas, entre otras cuestiones.

El Tribunal Federal de Pará aceptó la solicitud de los fiscales y destituyó del cargo al coordinador de la intervención gubernamental, Maycon Cesar Rottava.

La respuesta oficial

El Ministerio de Justicia y Seguridad Pública, responsable de la operación, respondió con un comunicado negando las acusaciones. "El Departamento Penitenciario Nacional no reconoce la alegada tortura generalizada durante la intervención del FTIP en 13 prisiones de Pará", escribieron.

Además reiteraron que las funciones de esa organización se dividen en tres etapas: reanudar el control del centro penitenciario e instalar procedimientos de seguridad similares a los del Sistema Penitenciario Federal (SPF); abrir la posibilidad de visitas de los organismos de control y luego formar a los agentes estatales para la custodia de esos recintos.

Aseguraron que, en septiembre, 64 presas del Centro de Recuperación Femenino (CRF) y ocho de la cárcel de Santa Izabel fueron sometidas a una pericia, a pedido delMecanismo Nacional de Combate a la Tortura, y que así constataron que no existían señales de tratos crueles e inhumanos.


Reclusos en el tejado de la prisión de Alcacuz, Río Grande del Norte, Brasil. 23 de enero de 2017.

Pero en paralelo, aclararon que "si se constatara cualquier mala conducta, los agentes serían eliminados adecuadamente de sus funciones". De igual forma, repasaron que en 40 días del programa, entregaron 23.155 medicamentos, 10.235 elementos de enfermería e hicieron 1.963 consultas médicas.

El futuro

Es muy grave que el Ministro de Justicia confunda la disciplina con la tortura! Él trata la acción del Fiscal Federal con desdén. Queremos que el ministro brinde aclaraciones a la Cámara sobre los casos de TORTURA denunciados en las cárceles de Pará", tuiteó Alessandro Molón, líder de la oposición brasilera en la Cámara de Representantes.

Molon prometió presentar una solicitud de comparecencia al Congreso para pedir explicaciones a Moro sobre esta denuncia.

Mientras tanto, según un especial del diario local O Globo, en los últimos dos años, al menos 289 personas murieron en disturbios en los recintos penitenciarios del país y, solo en 2019, "117 hombres fueron asesinados en las cárceles de Amazonas y Pará".

Si te ha gustado, ¡compártelo con tus amigos!

Chequea también

Un empleado de Amazon muere de un ataque cardíaco tras pasar 20 minutos desmayado sin recibir asistencia

Fue solo cuando otro empleado halló a Billy Foister inconsciente en el suelo que llamó a emergencias e intentó reanimarlo sin éxito.