Tecno

Tecnología en Gral

El hackeo a Yahoo fue más grave de lo que pensábamos: 3.000 millones de cuentas robadas (todas las que tenía en 2013)

650_1200

Si por un momento pensamos que la pesadilla de Yahoo había pasado a la historia después de la adquisición por parte de Verizon, hoy parece que esto aún tienen recorrido. La compañía de telecomunicaciones está confirmando un dato aterrador, dentro del ya terrible escenario de hackeo a Yahoo, al mencionar que todas y cada una de las cuentas que tenía Yahoo a finales de 2013 fueron robadas. Es decir, no fueron sólo los 500 millones de perfiles de un inicio, que después subieron 1.500 millones. No, se trata de todas y cada una de las cuentas de usuario que había en Yahoo, lo que significa que poco más de 3.000 millones de datos de usuarios fueron robados de los servidores de la compañía sin que nadie se diera cuentas hasta años después. Con esto, el que ya era el hackeo más grande de la historia se vuelve aún más grande e inalcanzable. El más grande en la historia En un comunicado por parte de Verizon, ahora propietaria de Yahoo, y que a su vez pasó a formar parte Oath, están informando que los primeros resultados de las investigaciones demuestran que no sólo fueron robados los 1.500 millones de perfiles que se habían descubierto en un inicio, sino de la totalidad de cuentas que asciende a más de 3.000 millones. Es decir, el doble de lo que se pensaba en un inicio. Con esto, la violación masiva de datos que expuso nombres reales, nombres de usuario, correos electrónicos, conversaciones, números de teléfono, fechas de nacimiento, contraseñas con todo y la firma digital hash, y en algunos casos las preguntas de seguridad con sus respuestas con cifrado y sin él, fue más grande de lo que se había pensado. Mucho más grande. Hoy Verizon empezará a contactar al resto de los usuarios afectados a través de correo electrónico, donde les darán consejos para cambiar los datos de sus cuentas en Yahoo, lo cual se recomienda hacer de forma inmediata. Dichos consejos son los mismos que ya se habían dado cuando se dio a conocer la primera brecha de seguridad. Hay que destacar que éste nuevo comunicado no es acerca de un nuevo ataque a Yahoo, sino de una actualización al sufrido en 2013, el cual afectó y expuso la información de todos y cada uno de sus usuarios y no de "sólo" 1.500 millones como se había dicho en la última actualización. Verizon también menciona que en los próximos meses seguirán actualizando la información, esperando dar con los responsables del ataque y saber realmente qué datos tienen de cada cuenta, para así poder ayudar a los usuarios con datos más reales y no estimaciones. También te recomendamos Ahora alguien ha entrado a las cuentas de Yahoo sin contraseña y los problemas para la compañía continúan En EE.UU. acusan a dos agentes de inteligencia rusos del hackeo masivo de Yahoo! Los espacios del arte que impulsan a los nuevos artistas contemporáneos - La noticia El hackeo a Yahoo fue más grave de lo que pensábamos: 3.000 millones de cuentas robadas (todas las que tenía en 2013) fue publicada originalmente en Xataka por Raúl Álvarez .

Leer más »

Con 14 TB y tecnología de helio, Western Digital lanza el disco duro de mayor capacidad en el mundo

650_1200

Dejando un poco de lado a las unidades SSD, los discos duros mecánicos siguen dando batalla en un mundo que busca fiabilidad y desempeño a un precio accesible. La pelea en este sector ha estado principalmente entre Seagate, que mostró hace unos meses su disco de 12TB, y Western Digital que ahora se pone a la cabeza con su nuevo disco duro de 14TB. Ojo, estamos hablando de discos que se pueden adquirir hoy día y no de desarrollos que prometen grandes capacidades en un futuro. De ahí la importancia del lanzamiento de WD, ya que sigue apostando por un mercado que muchos creen que está muerto y listo para pasar la estafeta a los SSD. WD Ultrastar Hs14 14TB Este nuevo WD Ultrastar Hs14 está centrado en clientes empresariales que buscan tener centros de datos operando las 24 horas los 365 días del año. Por ello, la compañía asegura que su nuevo disco tiene una media de 2,5 millones de horas sin presentar fallos. El disco llega con interfaz SATA (6 Gbps) y SAS (12 Gbps) y ofrece una velocidades teóricas de transferencia de hasta 240 MB/s, buffer de 512MB y una garantía de 5 años. El punto atractivo aquí es la tecnología HelioSeal, que cambia el aire del interior por helio, para así ofrecer un menor consumo energético y mayor durabilidad al reducir los daños por turbulencia. Además, se incorpora tecnología SMR (Shingled Magnetic Recording) que permite aumentar la capacidad y reducir el consumo energético en hasta un 60% WD no ha informado el precio de este Ultrastar Hs14 pero se estima que ronde entre los 650 dólares. El nuevo disco de WD se puede adquirir desde hoy siempre y cuando estén dentro del mercado empresarial. También te recomendamos Con 46 dólares podemos tener un disco duro de 314GB diseñado especialmente para Raspberry Pi Discos duros de 10TB con helio: Western Digital finalmente pone su tecnología al alcance de (casi) cualquiera Los espacios del arte que impulsan a los nuevos artistas contemporáneos - La noticia Con 14 TB y tecnología de helio, Western Digital lanza el disco duro de mayor capacidad en el mundo fue publicada originalmente en Xataka por Raúl Álvarez .

Leer más »

‘Blade Runner 2049’ demuestra que puedes replicar todo salvo la alquimia de un clásico

650_1200

Un buen símbolo de lo que supone esta secuela del clásico de Ridley Scott de 1982 está en su banda sonora: samplea el legendario combo de saxo y sintetizador de Vangelis, que solo con dos notas nos transporta de golpe a aquel Los Angeles lluvioso y futurista, pero le enchufa el tratamiento Hans Zimmer. Una saturación a base de excesos cacofónicos, que hace temblar el sistema de sonido del cine. Es decir, 'Blade Runner 2049' ha hecho los deberes y sabe qué caracterizó, qué hizo grande y qué convirtió en un clásico a su predecesora. Y la imita con buen gusto: con un gusto, de hecho, que a veces roza lo visionario y que, en una película sin un precedente tan notorio, podía haber levantado por sí solo un proyecto. Y entonces pone el volumen al once: de lo dramático, de lo visual, de lo ruidoso o de lo creerse digno de su predecesor. Y ahí es donde cojea. Porque lo que 'Blade Runner 2049' no tiene demasiado en cuenta es que la película de Scott era una película sencilla. No simple, pero sí construida con elementos esquemáticos. Su argumento se puede resumir en cinco líneas: un cazador de androides se enfrenta a un puñado de ellos fugados y que quieren matar a su creador, y por el camino se enamora de un ser artificial. Todo sin apenas desviarse de una línea recta argumental notable por lo que tenía de elemental. Tampoco a nivel conceptual 'Blade Runner' era excesivamente compleja: sus disquisiciones sobre las inteligencias artificiales tomando consciencia de sí mismas llevaban ya mucho tiempo siendo analizadas con mucha mayor profundidad por la literatura de género. Es su mezcla de una ambientación irrepetible, un ritmo y unos personajes absolutamente deudores de la literatura hard-boiled, un trabajo de atmósfera impecable y unos actores que dan trascendencia el enigma de sus personajes, lo que la convirtió en un clásico. Ninguno de esos elementos, diseccionados, por sí solos, da a luz una película de la categoría de 'Blade Runner', pero justo eso es lo que intenta esta '2049': replicar la brillantez de la película de Scott imitando, potenciando, remezclando muchos de los elementos que hicieron grande a aquella. En algunos momentos, es indiscutible, lo consigue: el valor de la película de Villeneuve como espectáculo visual está fuera de duda. Pero hace falta algo más que eso. Después del Apagón 'Blade Runner 2049' nos presenta a un nuevo cazador de replicantes, K (Ryan Gosling), al que pronto identificamos como alguien de naturaleza especial. Es él quien en el transcurso de una investigación descubre la posibilidad de que los replicantes se alcen contra los humanos gracias a la aparición de una criatura de cualidades casi crísticas, y que implican a un Blade Runner retirado y que tuvo una relación con una replicante, Deckard (Harrison Ford). Denis Villeneuve ya demostró en 'La llamada' que es capaz de dar una capa de respetabilidad y prestancia visual a una invasión de pulpos gigantes del espacio exterior de toda la vida, algo que sin duda tiene sus inconvenientes. Los obvios: a veces, una invasión de pulpos solo necesita ser una invasión de pulpos. Pero en aquel caso, la novela de Ted Chiang de la que partía tenía una densa carga metafísica a la que el envoltorio solemne de Villeneuve le hacía justicia. En este caso, sí y no. 'Blade Runner' no solo era una película de acción sobre caza de replicantes, pero como en una buena novela negra, las disquisiciones sobre la vida artificial y sus límites las aprendía Deckard a trompazos. Aquí Gosling se lleva unos cuantos, pero Villeneuve lo inunda todo de una trascendencia que confunde el meditabundo ritmo de Scott, lleno de significados, con gente haciendo pucheros porque esto es importante y hablamos del mismo secreto de la existencia aquí. Las secuencias de acción impecables se combinan con intentos de profundizar en la personalidad del héroe que no funcionan con tanto acierto. Y por cada paletada de cal de Villeneuve, hay una de arena. Por cada secuencia de acción impecable y filmada con gusto y ritmo (desde la que abre la película a la que enfrenta a Gosling con Ford, llena de encantadores guiños a una cultura pop que ha perdido todo el sentido) hay intentos algo banales de profundizar en la personalidad del héroe (cómo sus secuencias al más puro estilo 'Her' con la IA interpretada por Ana de Armas). Que, por muy bien rodadas que estén (la secuencia íntima entre ambos y una tercera persona tiene instantes cautivadores), delatan lo esquemáticamente construida que está su personalidad. De hecho, Gosling y su típicamente hierática interpretación benefician al héroe. Donde en 'Drive' o 'Solo Dios perdona', su inexpresividad daba cierta dimensión de vacío y negación a sus personajes, aquí subraya su condición. Pero cuando se intentan añadir capas de significado a K, la cosa se dispersa un poco, porque '2049' quiere tener una narrativa tan parca como 'Blade Runner', pero a la vez ser más profunda. Momentos como la gran revelación ante el grupo de replicantes tienen algo de comedia involuntaria posiblemente no buscada. Y sin embargo... Problemas de fondo Y sin embargo, '2049' tiene multitud de brillantes ideas argumentales y visuales que luchan por permanecer en la memoria del espectador. Los escenarios post-apocalípticos. La personalidad de la IA de K. Todo lo relacionado con la génesis y crianza de los androides. La constructora de memorias. Los desconcertantes y agresivos tests que hace K cuando va a ver su jefa. Una amalgama de conceptos aislados que no van a ninguna parte, pero que demuestran que Villeneuve será un sentimental, pero también sabe entretejer buenas ideas de género. La aparición de viejos personajes con tecnología actual será uno de los aspectos más discutidos de la película y, posiblemente, más elogiado por los fans El problema es que esas ideas están insertadas en un esquema algo obsesionado consigo mismo y en dejar bien claro que obedece a un legado histórico, porque sabe que al fan quizás eso le baste. Los guiños a 'Blade Runner' a veces son interesantes (decisiones de diseño tecnológico que se esfuerzan en dar un sentido histórico a estos treinta años de diferencia, sobre todo); pero la mayoría son perezosos (del caballo de juguete como paralelismo con los animales de origami a la aparición de Edward James Olmos) o, directamente, tan forzados que parecen directamente contractuales, como la aparición vía CGI de un famoso replicante. Hay algo de robótico, de replicante -y por tanto, incapaz de experimentar empatía- en '2049': eso no quita para que, ocasionalmente, haya destellos de brillantez visual, generalmente para desarrollar ideas prestadas (la IA complaciente no es nueva, la forma de reflejarla sí; los escenarios postapocalípticos no son nuevos, pero los desoladores espacios en blanco y de colores chillones si aportan a un imaginario tan gastado). Es normal que, pese a su absoluto vacío de concepto, 'Blade Runner 2049' haya cautivado a críticos de todo el mundo, pero no es suficiente con replicar a una de las películas de ciencia-ficción más influyentes de la historia. Si juegas a eso, tienes que estar a la altura. También te recomendamos 'Blade Runner 2049' estrena dos increíbles pósters que nos preparan ante el regreso de Rick Deckard Aquí está el primer tráiler de Blade Runner 2049: Harrison Ford vuelve como Rick Deckard Los espacios del arte que impulsan a los nuevos artistas contemporáneos - La noticia 'Blade Runner 2049' demuestra que puedes replicar todo salvo la alquimia de un clásico fue publicada originalmente en Xataka por John Tones .

Leer más »

La Comisión Europea multará a Amazon por impuestos atrasados en Luxemburgo según FT

650_1200

Margrethe Vestager es el azote de las grandes tecnológicas. La comisaria de competencia de la Unión Europea castigó el año pasado a Apple con una multa de 13.000 millones de euros por la utilización de acuerdos fiscales (tax ruling) en Irlanda, y ahora se prepara para asestar su próximo golpe. Es lo que indican en The Financial Times, donde indican que Bruselas multará al gigante del comercio electrónico por impuestos atrasados por valor de "varios cientos de millones de euros". Las grandes de la tecnología llevan tiempo aprovechando la regulación tributaria en ciertos países de la UE, pero la Comisión Europea se ha cansado de la situación. Muchos ingresos, beneficios ridículos en la UE La investigación que se ha llevado a cabo en el caso de Amazon no es nueva, y lleva tres años en desarrollo. Según el diario financiero, Amazon se ha beneficiado de un acuerdo tributario que le ha valido "una década de apoyo estatal ilegal por parte de Luxemburgo, el centro neurálgico de sus operaciones europeas". Margrethe Vestager no se está ganando muchos amigos en Apple o Amazon, desde luego. La Comisión Europea planteará mañana el fin de una sentencia de 2003 que permitió a Amazon tener esos beneficios fiscales. Este es el cuarto de los grandes procesos contra tecnológicas en la Unión Europea: ya se llegó a sentencias contra Apple en Irlanda, contra Starbucks en los Países Bajos y contra Amazon y Fiat en Luxemburgo. En países como España investigaciones paralelas también han supuesto multas por irregularidades con Haciencia. Según los análisis de The Financial Times, en una década las operaciones de Amazon en Europa han tenido unos beneficios netos de 11 millones de euros, una cifra sospechosamente baja cuando sus ingresos han superado los 60.000 millones de euros. La gestión de los royalties de Amazon en la UE, por los que obtuvo 4.000 millones de euros desde 2003, es también objeto de investigación. Ni Amazon ni la CE han hecho comentarios oficiales de momento, pero una cosa es segura: se avecina tormenta. Más información | ReutersEn El Blog Salmón | Después de Apple, ¿quién está en el punto de mira de la UE por el pago de impuestos? También te recomendamos Amazon pone en el punto de mira a la banca prestando mil millones de dólares a pequeñas empresas en un año. Y es solo el principio Los espacios del arte que impulsan a los nuevos artistas contemporáneos Roig vs Bezos: Mercadona necesita ser Amazon antes de que Amazon consiga convertirse en Mercadona - La noticia La Comisión Europea multará a Amazon por impuestos atrasados en Luxemburgo según FT fue publicada originalmente en Xataka por Javier Pastor .

Leer más »

Móviles de más de 1000 euros, ¿estás dispuesto a pagar por ellos?

650_1200

Todos pensábamos que algo estaba cambiando en el mundo de la telefonía con la relación calidad/precio de una gama media cada vez más completa y el empuje de marcas chinas de nivel. Pero las grandes marcas, las de referencia en la gama alta proponen este año teléfonos de más de 1000 dólares/euros. ¿Merecen la pena? iPhone X y Galaxy Note 8: los "cabecillas" del mercado de los más de 1000 euros No podían ser otras compañías que Samsung y Apple las que dieran el pistoletazo de salida a la tendencia de ofrecer modelos de smartphones con un precio de salida de más de 1000 euros. El primero fue el Galaxy Note 8 con sus 1010 euros (ahora ya se puede conseguir por 959 euros) pero le ha seguido muy pronto el iPhone X, el más destacado en esta propuesta. El modelo más barato del iPhone X cuesta 1159 euros, y hay una versión superior que sale por 1329 euros. En esa "carrera" por alcanzar los más de 1000 euros de coste tenemos también a modelos como el iPhone 8 Plus en su versión más completa, que alcanza los 1089 euros. ¿Se quedarán solos estos dos terminales? Probablemente sí. Aunque el LG V30 apuntaba a ese precio, parece que ofrecerlo a menor precio que sus rivales directos podría ser una "feature" más del terminal en unas semanas. Nos quedaría por ver también dónde sitúan su precio base tanto el Huawei Mate 10 o el Pixel 2 XL, dos de los grandes terminales que tienen todavía que llegar al mercado. Nos sorprendería que los modelos básicos se atrevieran con un precio por encima de 1000 euros, pero puede que versiones de más capacidad o completas sí que lo rebasaran por muy poco. La compra racional no está en estos terminales A la hora de valorar si un smartphone de más de 1000 euros se guarda alguna baza o carta exclusiva, no hay una línea muy definida para ello. Se suele pensar en el diseño o las "tripas" de los terminales, pero no siempre es así ya. En términos de exclusividad para justificar el precio superior, Apple es la única que lo deja básicamente en el diseño mientras que Samsung escoge doble cámara y stylus para convencer de la subida de categoría El diseño, tanto por materiales como por eliminación de marcos casi en su totalidad, ya no es claramente una diferenciación de estos smartphones de más precio en tanto que marcas como LG o Xiaomi ya lo traen en modelos incluso que podemos considerar como de gama media por precio. Aquí Apple es la única que sí que deja al apartado del diseño sin marcos y más novedoso (junto con la pantalla AMOLED) la subida de precio, junto con alguna novedad más en la cámara. Pero el interior es prácticamente el mismo que en su iPhone 8 Plus de menor precio. Desde hace ya un tiempo, el interior de un smartphone, refiriéndonos a memoria interna o potencia bruta, no supone una exclusividad. No hay necesariamente que pagar más para tener el smartphone más potente. ¿Dónde se añade entonces la diferenciación? En el caso de Samsung, en dos elementos con su Note 8: la doble cámara que por ahora no recoge la familia Galaxy S, y el S-Pen, aunque ésta última no nos parece este año muy determinante. Y sin embargo la diferencia de precio con todo un Galaxy S8+ es bastante grande. Es en este punto cuando el usuario debe tomar la decisión: o busca el mejor producto posible para el menor dinero gastado (algo que los gama alta de otros años suelen cubrir muy bien), o se pasa al lado de quien no mira el precio sino tener lo último y estar convencido de que le sacará rédito en el día a día a su inversión pues es un dispositivo que usa mucho y donde quiere poner su dinero. ¿Y vosotros? ¿Hasta dónde estáis dispuestos a llegar/pagar por un teléfono? También te recomendamos Nuevo iPhone X frente al Samsung Note 8, Mi Mix 2 y LG V30: la guerra de los smarpthones sin marcos Los espacios del arte que impulsan a los nuevos artistas contemporáneos Nuevo iPhone X: el iPhone más arriesgado (e impresionante) - La noticia Móviles de más de 1000 euros, ¿estás dispuesto a pagar por ellos? fue publicada originalmente en Xataka por Javier Penalva .

Leer más »

Microsoft cierra Groove Music, su servicio de música en streaming, para asociarse con Spotify

650_1200

Microsoft no ha encontrado la clave cuando se trata de música, ya tenemos el ejemplo de Zune y ahora el siguiente en la lista es Groove Music. El servicio de música en streaming de la compañía que nació de las cenizas de lo que era Xbox Music, renombrado a Groove en julio de 2015, desaparecerá el próximo 31 de diciembre de 2017. A partir de hoy, Microsoft dejará de vender 'Groove Music Pass', que permitía tener acceso al catálogo de música para escuchar vía streaming o descarga, mientras que los actuales suscriptores recibirán un reembolso en caso de que hayan adquirido el servicio bajo el plan anual. Microsoft se rinde en la música Para hacer esta transición lo más sencilla posible, Microsoft se ha asociado con Spotify para hacer que los actuales suscriptores de Groove no queden abandonados, ya que podrán migrar toda su música y listas hacia Spotify. Hay que aclarar que la opción de migración llegará en los próximos días como una actualización a la aplicación de Windows 10. Los actuales usuarios de Groove Music en iOS y Android podrán seguir utilizando el servicio de música ligado a OneDrive, pero a partir del 31 de diciembre el servicio de música en streaming será deshabilitado. Estos no contarán con la opción de migración a Spotify, para ello necesitarán hacer todo el proceso desde Windows 10. A pesar de este cierre, Microsoft asegura que seguirá trabajando y actualizando su aplicación de música en Windows 10, la cual seguirá ofreciendo soporte a MP3 y OneDrive, pero no se mencionó nada de servicios de streaming de terceros. Más información | Microsoft También te recomendamos Guarda tus contraseñas para que ningún hacker te las robe El código de Windows es propietario, pero su desarrollo actual se lo debe todo al Open Source Taylor Swift abraza con fuerza al streaming: vuelve a Spotify y al resto de servicios conocidos - La noticia Microsoft cierra Groove Music, su servicio de música en streaming, para asociarse con Spotify fue publicada originalmente en Xataka por Raúl Álvarez .

Leer más »

Este podría ser el Google Pixel 2 XL: adiós a los marcos, nueva barra de búsqueda

650_1200

En dos días conoceremos los Google Pixel 2, y a todo lo que creíamos que sabíamos sobre ellos se le suma ahora una imagen filtrada por Evan Blass en la que se puede ver claramente el aspecto de los Google Pixel 2 XL. Evidentemente no es posible confirmar si la filtración es o no correcta, pero lo cierto es que es coherente con los rumores que apuntaban a un dispositivo que adoptaría el mismo formato de pantalla 18:9 de los LG G6. De hecho ese frontal es muy parecido, pero atentos porque hay sorpresa en la forma en la que Google presenta su barra de búsqueda en el móvil. Pantalla sin marcos, muy a lo LG G6 En la imagen filtrada solo se ve el frontal y uno de los laterales cubierto por una carcasa, pero no hay imágenes de una parte trasera que según filtraciones previas no contará con una cámara dual, sino que se centrará nuevamente en un solo sensor fotográfico. Esa incógnita se resolverá como muy tarde en dos días, pero estas imágenes dejan claro que el diseño de pantalla es similar al del LG G6, con una pantalla que ocupa casi todo el frontal pero que no es curva como la de los Galaxy S8/S8+ y que tampoco tiene esa peculiar muesca que ha adoptado Apple en sus iPhone X. Lo que sí tenemos es un par de altavoces finos y alargados tanto en el marco superior como en el inferior, mientras que en la parte superior la webcam frontal ocupa la esquina superior izquierda. No hay más señas de identidad ni logo alguno en el frontal, mientras que en el lateral se aprecian el botón de encendido y el del control de volumen debajo. La barra de búsqueda cambia de sitio Lo que sí es peculiar es esa barra de búsqueda de Google que hasta ahora siempre se había situado en la parte superior del escritorio móvil de nuestros dispositivos Android. En estas imágenes filtradas, no obstante, esa barra se sitúa por debajo del "dock", de esos iconos que ocupan esa primera fila de la parte baja de nuestra interfaz de usuario y que siempre están disponibles. Es poco probable que esa posición sea arbitraria: en Google probablemente quieran maximizar el uso de las búsquedas y del asistente en sus nuevos dispositivos, y puede que esta nueva posición para la barra de búsqueda sea clave para eso. La pregunta, claro, es si el usuario podrá desplazarla o eliminarla a su gusto. Fuente | Evleaks En Xataka | No tuve el placer de conocer al Pixel: espero poder conocerte a ti, Google Pixel 2 También te recomendamos Pixel 2 y Pixel 2 XL: estas son sus imágenes y posibles precios Con el acuerdo con HTC, Google se convierte (al fin) en un fabricante de smartphones Guarda tus contraseñas para que ningún hacker te las robe - La noticia Este podría ser el Google Pixel 2 XL: adiós a los marcos, nueva barra de búsqueda fue publicada originalmente en Xataka por Javier Pastor .

Leer más »

Ni los drones de 80.000 dólares y estructura de Kevlar sobreviven al ataque de las águilas (sin estar entrenadas)

1024_2000

Parece que lo de compartir el cielo no está tan claro y que los drones y los pájaros estén destinados a ser enemigos naturales. Sobre las águilas entrenadas como arma anti-dron ya hemos hablado, pero esta vez un águila salvaje conseguido derrocar a un dron con fuselaje de fibra de carbono y Kevlar valorado en 80.000 dólares. Hace unos meses os mostrábamos cómo el ejército francés estaba trabajando en el entrenamiento de estas rapaces para que fuesen unas armas eficaces a la hora de abatir los drones que representen algún tipo de amenaza, eso sí, siempre y cuando el animal no sufra ningún daño. Pero en esta ocasión se han cargado al dron acorazado que se consideraba perfecto para un trabajo de mapeado de dos días. Los matones del cielo (pero ellos llegaron antes) Explica Daniel Parfitt al Wall Street Journal que pensaba que su dron era demasiado grande como para sufrir un daño provocado por un ave. Un dron valorado en 80.000 dólares con un ancho de unos 2 metros (de ala a ala) cuyo cuerpo de Kevlar y fibra de carbono se vio agujereado por las garras de un águila audaz, el nombre de la especie que es de hecho apropiadísimo para este incidente. El águila audaz es una especie nativa de Australia, país donde Parfitt quiso probar su reforzado dron considerando que resistiría el envite de este rapaz, de unos 4 kilogramos de peso y algo más de 2 metros de ancho con alas desplegadas. De hecho en zonas donde habitan las águilas los poseedores de drones ya contemplan añadir métodos para evitar sus ataques como sonidos (parecido a lo que se usa en aeropuertos) o sprays de pimienta, aunque los camuflajes y otras opciones no parecen funcionar. Repartiéndose el cielo El uso de los drones ya iba mucho más allá del entretenimiento antes de que se pusiesen de moda con la oleada de drones con buenas cámaras como los de DJI o Parrot, de hecho ya vimos como Estados Unidos ya usó drones militares en la guerra de Vietnam y que éstos se habían estado usando para desactivar misiles y otros aspectos relativos a lo militar. No es de extrañar pues que los ejércitos y autoridades pongan en práctica sistemas para abatirlos, y como veíamos al principio las águilas han sido la elección en diversas ocasiones, como lo fue para la Policía holandesa. Las águilas han sido la elección en diversas ocasiones para acabar con los drones El por qué de la elección de estas aves queda un poco más claro viendo que incluso sin entrenarlas son capaces de acabar con los drones mejor preparados (en teoría) contra sus garras. La envergadura y la fuerza de éstas es mayor que la de otros rapaces de talla menor como halcones y milanos, habitualmente entrenados en cetrería, los cuales además son susceptibles de resultar dañados por las hélices al tener unas patas más pequeñas y menos fuertes que las de las águilas. ¿Cómo son de frecuentes estos incidentes? Según comentaba James Rennie de la Australian UAV al WSJ, en torno al 20% de vuelos en las áreas rurales del país son interceptados por águilas. De hecho, en noviembre del año pasado en Digital Trends ya hablaron de que estas aves lo estaban poniendo realmente difícil en Australia, concretamente a la compañía minera Gold Fields, que perdió nueve drones en las garras de águilas audaces. Lo que está claro es que queda bastante por aclarar en los límites de vuelo de los drones. Aún hay muchos países sin una legislación clara en cuanto al vuelo de drones en áreas urbanas, y lo que queda de todo esto es que las águilas (audaces o no) no están dispuestas a ceder su terreno ante estos voladores artificiales. Ya vimos que incluso Amazon tenía en cuenta la "amenaza" de los pájaros, o como ellos los llamaron, "objetos voladores no colaboradores". En Xataka | Los grandes enemigos de los drones repartidores de Amazon son... ¿Los pájaros? También te recomendamos Los grandes enemigos de los drones repartidores de Amazon son... ¿Los pájaros? Guarda tus contraseñas para que ningún hacker te las robe GoPro Karma: un drone plegable que integra todo un sistema de grabación portátil - La noticia Ni los drones de 80.000 dólares y estructura de Kevlar sobreviven al ataque de las águilas (sin estar entrenadas) fue publicada originalmente en Xataka por Anna Martí .

Leer más »

El gran debate con ‘Blade Runner’ nunca termina: ¿era Deckard un replicante?

650_1200

El inminente estreno 'Blade Runner 2049' no solo nos coloca ante un hito cinematográfico, también nos da la excusa perfecta para lo que todo aficionado a la ciencia ficción aprecia: debatir sobre la cinta original. Los avances científicos y técnicos de las últimas décadas han hecho estragos en este género, revolucionando tanto los efectos especiales como los temas clásicos, abriendo nuevas posibilidades y, a veces, dejando obsoleta la visión de algunas obras. Pese a ello, 'Blade Runner' no solo ha envejecido encomiablemente, sino que los progresos en ingeniería genética e inteligencia artificial la dotan aún de mayor relevancia. La profundidad filosófica subyacente, junto con sus innegables méritos artísticos, propiciaron multitud de debates que ahora emergen con renovadas fuerzas. De entre todos, quizá el que da título a este artículo ha sido el más encrespado, ¡incluso entre los propios involucrados en el rodaje!, no solo por su trascendencia para la obra original, sino porque el personaje de Deckard aparece también en la secuela. Antes de entrar en la discusión propiamente dicha, quien no esté demasiado familiarizado con los avatares de la obra original agradecerá una pequeña aclaración. Las desavenencias entre productores y Scott, así como la necesidad de rebajar el tono de algunas escenas para el público estadounidense, han acabado generando hasta siete montajes distintos de la película. Para despejar la duda que nos ocupa, solo necesitaremos centrarnos en las diferencias entre los dos más representativos: el International Cut, estrenado en todo el mundo —excepto en EEUU— en 1982, y el Final Cut, la edición especial de 2007 que conmemora el 25º aniversario del estreno, y donde Ridley Scott por fin plasmó la película que siempre deseó, sin las injerencias de los productores. Este último contiene una escena que no aparecía en la primera versión —siendo justos, apareció ya en 1992, cuando se estrenó la “versión del director”, de la que Scott reniega por su poca implicación—y es la que propiciará el terremoto final entre los exégetas de la película. Cualquier fan sabe ya de qué escena hablamos, pero antes de analizarla, debemos diseccionar el primer montaje, para comprender luego el porqué de esta reinterpretación. Sin ánimo de profundizar demasiado en otros asuntos, uno de los temas principales del filme es interrogarnos sobre qué nos hace humanos. En una sociedad manifiestamente deshumanizada, son los replicantes quienes resultan más grandiosa y vulnerablemente humanos. Como reza el lema de la Tyrell Corp: más humanos que los humanos. Entre dos aguas, Deckard, nuestro protagonista, que a lo largo del metraje va humanizándose (o deshumanizándose, según se vea). En el montaje comercial, aparte de esta actitud ambigua del protagonista, hay detalles sutiles que indican que el personaje de Harrison Ford podría no ser humano. No queremos hacer de la interpretación de estos detalles un lecho de Procusto, intentado encajarlos a la fuerza para que se adapten a una hipótesis, pero cabe destacar que, aunque sean sutiles, no hay que subestimarlos, ya que la obra está plagada de sutilezas cargadas de significado. Por ejemplo, la partida de ajedrez que disputan JF Sebastian y Eldon Tyrell es un remedo de La Inmortal, una partida de 1851 entre Anderssen y Kieseritzky. Tyrell en el lugar de Kieseritzky El quinto replicante Yendo ya al grano, vamos a desmenuzar los detalles que apoyan la idea de un Deckard replicante. Al comienzo, cuando Deckard es reclutado para ejercer una vez más de blade runner, el jefe de policía Bryant le comenta brevemente que días antes se fugaron seis replicantes y llegaron a la Tierra (donde están proscritos, recordemos). Al intentar allanar la Tyrell Corporation, siempre según la narración de Bryant, uno de ellos falleció, mientras que los demás huyeron. Echando cuentas, eso nos deja cinco replicantes fugitivos por la ciudad, pero nosotros solo llegamos a ver cuatro (Zhora, Pris, Leon y Roy); ¿será el quinto el propio Deckard? La inconsistencia lógica salta a la vista, dado que ni los investigados reconocen a Deckard ni él da muestra de recordarlos. Podríamos elucubrar sobre las razones, pero tenemos una respuesta consistente: por falta de presupuesto, se eliminó el personaje de un replicante, Mary, interpretado por Stacy Nelkin. En el Final Cut este descuido se solventó doblando a Bryant decir que dos replicantes habían fallecido en la Tyrell Corp. También apoyan débilmente esta interpretación dos actitudes de Deckard. Por una parte, podemos apreciar que acumula fotografías, muchas de ellas antiguas, en su casa, sobre el piano. También hallan fotografías durante el registro del apartamento de Leon, un replicante, y se explica que los replicantes sienten atracción por coleccionar fotografías, por tener algo a lo que agarrarse dada su escasez de recuerdos (implantados, además). En el montaje comercial, aparte de esta actitud ambigua del protagonista, hay detalles sutiles que indican que el personaje de Harrison Ford podría no ser humano Asimismo, durante la visita de Rachel, el personaje de Sean Young, a su apartamento, esta le inquiere si alguna vez se ha hecho el test Voight-Kampff (usado para distinguir a los replicantes) a sí mismo, pero no recibe respuesta. La pregunta queda en el aire, fomentando la ambigüedad, pero, siendo justos, acto seguido vemos cómo Deckard ha caído derrengado en el sofá y está profundamente dormido. Fotografías sobre el piano de Deckard De entre todos los argumentos de esta hipótesis, los más sólidos son dos: el fulgor rojizo de los ojos y las insinuaciones de Gaff, el impenetrable compañero de Deckard. Si se ha visto la película con atención, se puede distinguir un reflejo dorado o anaranjado en el fondo de los ojos de los replicantes. Según Scott, querían distinguir a los replicantes físicamente de una manera lo más sutil posible. La forma elegida fue este brillo en las pupilas, solo en ciertas escenas, que consiguieron poniendo un pequeño foco fuera del encuadre, que incidiera sobre un espejo puesto en la cámara (no delante, claro), de manera que al mirar a cámara, el actor miraba también la luz que se reflejaba. Durante la segunda visita de Rachel a Deckard, durante un instante los ojos de Deckard brillan anaranjados a la vez que los de Rachel. Es algo fugaz, en segundo plano y desenfocado, a diferencia del brillo, más evidente, de los ojos de otros replicantes; pero ahí está. Scott afirma que es intencionado, pero no son pocos los fans que dada la ambigüedad con la que tanto tiempo ha jugado Scott, así como las discrepancias entre éste y guionistas y actores, deciden desconfiar de las afirmaciones rotundas del director y ceñirse a su propia imaginación. Arguyen algunos de ellos que el centelleo de los ojos de Deckard se debe, simplemente, a que está mirando a cámara a la vez que Rachel —y, por tanto, inevitablemente a la luz del foco—. Contemplad el experimento de este YouTuber (No hace falta saber inglés, basta con ver la disposición de los aparatos). Menos decisivas son las insinuaciones de Gaff, pero importantes pese a todo. Al acabar de retirar al último replicante, Gaff le espeta a Deckard: “You’ve done a man’s job, sir!”. Desafortunadamente, el juego de palabras se perdió en el doblaje, que diría: “Ha hecho un buen trabajo, señor”. Si tuviera que arriesgarme a traducirlo manteniendo parte de la esencia, podría ser algo así como: “se ha portado como un hombre, señor”. Esta ambigüedad es intencionada; de hecho, según escribe Paul M. Sommer en 'Future Noir: The Making of Blade Runner', la Biblia de los aficionados a la película, Edward James Olmos vio una versión del guion en la que la frase continuaba con “But are you a man? It’s getting hard to tell around here” ("Pero, ¿es un hombre? Por aquí se está poniendo difícil distinguir"), aunque fue eliminada. El famoso brillo en los ojos de los replicantes, incluido Deckard en segundo plano Los argumentos que lo desmienten Veamos ahora los argumentos que desmienten esta teoría. Son dos argumentos paradójicos, puesto que el primero se basa en la excepcionalidad de Deckard y el segundo, en cambio, en su vulgaridad. Excepcionalidad porque, estando prohibidos los replicantes en la Tierra, ¿qué pinta Deckard allí? ¿Por qué hacer una excepción? Véase que los personajes humanos lo tratan como a uno de ellos (salvo, quizá, Gaff), hasta el punto de que Tyrell, en teoría su diseñador, le llega a decir que los replicantes deben aprender “las emociones que usted y yo damos por supuestas”. Podemos elucubrar y suponer que Deckard es, como Rachel, un experimento, un replicante diseñado para cazar otros replicantes. Si es así, ¿por qué es Deckard tan inferior física y, en el caso de Roy, intelectualmente inferior a ellos? Sabemos que los replicantes son diseñados con cualidades óptimas para la función que desempeñan. No son pocos los fans que dada la ambigüedad con la que tanto tiempo ha jugado Scott, así como las discrepancias entre éste y guionistas y actores, deciden desconfiar de las afirmaciones rotundas del director y ceñirse a su propia imaginación Zhora se encarga de la detención de delincuentes y, por su encuentro con Deckard, parece tener talento para pelear; Leon, encargado de cargar pesos, es un hombre fornido e intelectualmente algo limitado, Pris, “modelo básico de placer”, es notablemente atractiva , etcétera. ¿Por qué Deckard parece tan humano si debería superarlos a todos? Analizado en profundidad este montaje comercial, la sentencia sobre la humanidad de Deckard no puede menos que quedar abierta: depende. Al menos hasta que veamos qué cambió en 1992. Las especificaciones física y mentales de los replicantes La clave está en el unicornio El montaje que ahora nos ocupa contiene todos los detalles expuestos anteriormente más la adelantada escena que lo cambiaría todo: la escena del unicornio. Aunque muchos lo sabrán, en el montaje comercial Gaff mostraba ser aficionado a la papiroflexia, dejando varios origamis siempre referidos a la intimidad de Deckard. En total son tres, una gallina cuando este no quiere aceptar el trabajo, un hombre con una erección tras el primer encuentro con Rachel y, sobre todo, un unicornio al final, cuando Deckard ha retirado a todos los replicantes y decide huir con Rachel. En la primera versión, esta escena podía simbolizar muchas cosas, principalmente que Gaff admitía que Rachel era única y que no los perseguiría si se fugaban. Sin embargo, ahora en torno al minuto 42, podemos ver en una escena a Deckard soñando despierto, absorto, mientras toca distraídamente el piano. En ese momento, nos metemos en su ensoñación: está viendo un unicornio galopar por un claro de un bosque. Una pequeña digresión para sacar nuestras conclusiones antes de acudir a argumentos de autoridad. Un afamado lingüista, Paul Grice, postuló una serie de máximas sobre el mensaje. Una de ellas era la máxima de cantidad: un mensaje debe tener la información necesaria, ni más ni menos. De ella se desprende la máxima de relevancia, que es un corolario: lo que aparece en un mensaje siempre aporta algo; o como trasladó a la ficción Chéjov, el escritor ruso: si un arma aparece en el primer acto, debe ser disparada a lo largo de la obra. Extrapolando, la escena del unicornio debe, por tanto, significar algo y no ser mero relleno. Continuando con los símiles armamentísticos, apliquemos la navaja de Occam: ¿cuál es la interpretación más probable de esta escena, a tenor de lo que vemos después? Lógicamente, que Gaff sabe qué piensa Deckard. Como ya nos han desvelado durante la obra, los replicantes carecen de recuerdos, son implantes de memoria. El propio Deckard demuestra conocer recuerdos íntimos de Rachel, que usa para demostrarle que ella es también una replicante. Así pues, ¿y si su fantasía tampoco es innata? ¿Cómo podría saberlo Gaff si no? Podemos sentirnos satisfechos con nuestra deducción: Ridley Scott nos apoya. Según ha afirmado varias veces, tanto en el documental 'Días Peligrosos', lanzado con la edición conmemorativa, como a la revista 'Wired', esa es la única interpretación de la susodicha escena. El conflicto se originó porque Tandem, una productora, exigió, tras la mala recepción en los pases de prueba, podar la escena del unicornio y añadir un final feliz y una voz en off para que no resultase demasiado complicada y oscura al público (ya había voz en off en uno de los guiones de Fancher, el primer guionista, pero se eliminó, y Tandem redactó otra por su cuenta). La escena del unicornio aparecía originalmente, aunque hubo que rodarla de nuevo porque se perdió ese metraje, pese a los rumores, totalmente falsos, de que es un descarte de su película 'Legend', de 1985. Podríamos pensar que si aparece Deckard es porque no es un replicante, ya que tienen una esperanza de vida de cuatro años y han pasado, en la ficción, nada menos que tres décadas Aún podemos divagar sobre si la propiedad intelectual de una obra es del director, del guionista o de quién. Sin ir más lejos, en el primer guion de Fancher, según 'Future Noir', también se sugería que Deckard es un replicante en el último plano, cuando se mostraba su mano cerrando el puño de una manera similar a como lo hace Roy cuando sufre los espasmos cerca de su “fecha de caducidad”. También el primer borrador de 'Peoples' contenía un monólogo interior en el que Deckard se planteaba «quién diseña a los que son como yo», concluyendo que aunque no era Tyrell quien lo concibió, quien fuera —es decir, el Creador— no lo había hecho mucho mejor. «Tú también fuiste programado», llega a decirse. La intención no era sugerir que pudiera ser un replicante tanto como continuar la reflexión sobre qué nos hace humanos a nosotros y no a los replicantes. La mano de Roy Batty En definitiva, la respuesta es, en última instancia, de cada uno de nosotros, aunque esperemos que los expuestos aquí haya ayudado a que la decisión se tome con conocimiento de causa. El autor de este artículo opina, al igual que Rutger Hauer, que la profundidad de 'Blade Runner' es tal que ninguna respuesta le resta un ápice de interés. La única duda es cuál de estos senderos que se bifurcan tomará Villeneuve en la secuela. Podríamos pensar que si aparece Deckard es porque no es un replicante, ya que tienen una esperanza de vida de cuatro años y han pasado, en la ficción, nada menos que tres décadas. De momento, lo único que sabemos es que para intentar desvelarlo deberemos ver la película, puesto que lo único que ha declarado Villeneuve al respecto es: «no necesariamente». También te recomendamos 'Blade Runner 2049' estrena dos increíbles pósters que nos preparan ante el regreso de Rick Deckard Aquí está el primer tráiler de Blade Runner 2049: Harrison Ford vuelve como Rick Deckard Guarda tus contraseñas para que ningún hacker te las robe - La noticia El gran debate con 'Blade Runner' nunca termina: ¿era Deckard un replicante? fue publicada originalmente en Xataka por José Ignacio Argilés .

Leer más »

iPhone 8 Plus, análisis: una gran cámara y una bestia de procesador dentro de un iPhone con diseño sin futuro

650_1200

El teléfono más completo de Apple hasta la fecha ya está a la venta. El iPhone 8 Plus pasa por la mesa de pruebas para comprobar si las novedades que presenta elevan su nivel para mantenerse como un referente dentro de la gama alta. Nada parece cambiar por fuera Junto con Sony, Apple es la única marca que ha mantenido durante años una línea o idea de diseño que iteración tras iteración ha ido mejorando y apurando con pulidos concretos de detalles hasta alcanzar un acabado y fijación por los detalles extremo. Es una manera de avanzar por una familia de teléfonos que no tiene por qué gustar a todos. Apenas se aprecian, pero hay cambios en el diseño que son importantes para este iPhone 8 Plus. Pero no son todos los que necesitaba Mirar o tocar el iPhone 8 Plus, a estas alturas, es a partes iguales notar el excelente acabado y nivel de detalle en su construcción como pensar que no se corresponde con un gama alta de 2017. El resto de terminales ha adoptado la tendencia de asociar diseño premium con ausencia de marcos y el iPhone 8 Plus peca justo de lo contrario. Este nuevo smartphone de Apple es grande, enorme para lo que existe ahora mismo en el mercado. El problema todos sabemos que son los marcos, pero aquí se mantienen. El nuevo iPhone 8 Plus encima es algo más pesado y un poco más grueso debido al uso del cristal, que vuelve años después al diseño del iPhone. iPhone 8 Plus Dimensiones y peso 158,8 x 78,1 x 7,5 milímetros, 202 gramos Pantalla IPS 5,5 pulgadas con True Tone Resolución de 1.920 por 1.080 píxeles a 401 ppp Procesador A11 Bionic de 64 bits + coprocesador de movimiento M11 Apple GPU de 6 núcleos Núcleos Seis Memoria 64/256 GB (no ampliables con microSD) Versión software iOS 11 Cámara trasera Dual 12 + 12 megapíxeles, f/1.8 y f/2.8, OIS, grabación 4K@60fps, flash 4 LED Cámara frontal 7 megapíxeles f/2.2, grabación de vídeo 1080p HD Conectividad Wifi, Bluetooth 5.0, LTE, NFC Otros TouchID, carga rápida3D Touch y carga inalámbrica Precio Desde 919 euros El uso del cristal en la parte trasera del iPhone 8 Plus nos proporciona una idea de más fragilidad pero a la vez permite tonos diferentes, que eso siempre vende, y la oportunidad de sumarse a la carga inalámbrica. El caso es que al final, la sensación de un terminal mal dimensionado y con un peso extra que se nota nada más cogerlo, se compensa un poco gracias a que nos ha parecido mucho más agradable de tocar (quizás por la novedad) y cómodo pues el cristal lo hace menos resbaladizo en mano y con más agarre. Los marcos y peso del iPhone 8 Plus no lo hacen un smartphone de gran diagonal cómodo de manejar estando en 2017 En el diseño se mantiene la ausencia del puerto de auriculares (si quieres cargar y escuchar música con auriculares con cable, no tienes más remedio que optar por un adaptador), se eliminan las bandas en la parte superior que rompían la continuidad del diseño, y se renueva la banda de aluminio con un resultado de más consistencia. Por ahora no nos hemos llevado sustos en forma de caídas pero sí que durante estos siete días hemos movido el iPhone 8 Plus sin funda por bolsos, sitios con llaves o sobre mesas sin nada de cuidado y tengo que decir que la parte trasera de cristal está impoluta. Sin una sola marca. También se mantiene la protección contra el agua y polvo, que es IP67. No es la máxima que ofrecen sus rivales bajo Android, pero sinceramente, a final, en el día a día y habida cuenta de las consideraciones y advertencias de uso que todos los fabricantes dan para sus teléfonos con IP68, el usuario no notará la diferencia. Otra continuidad en el diseño la hallamos en la disposición de los altavoces. Son estéreo, con uno situado en la parte superior del frontal y otro en la inferior, justo al lado del puerto de carga. Sí, hay dos, pero solo el de la derecha es "real". El sonido de esos altavoces ha mejorado algo, principalmente en potencia y separación, haciendo que se escuchen relativamente bien. Un lector de huellas que esperemos no echar de menos pronto No reducir marcos tiene un solo beneficiario en este iPhone 8 Plus: se mantiene la identificación de huellas Touch ID, un imprescindible tanto en un iPhone como en cualquier smartphone que sea al menos de gama media. Puede parecer un elemento sin más importancia a estas alturas, pero en el ecosistema iPhone, si Face ID no cumple con las expectativas, podríamos estar ante un factor de compra clave (junto con precio y prestaciones) a favor de este iPhone 8 Plus y en contra del futuro iPhone X. En ese iPhone X Apple ha optado por no llevarse el lector de huellas a la parte trasera. Veremos cómo le resulta el experimento porque Touch ID funciona perfectamente y va a costar imaginarse un iPhone sin ese tipo de desbloqueo. True Tone llega a la pantalla del iPhone 8 Plus Hay ocasiones en que las novedades menores de ciertos componentes no tienen un efecto directo ni apreciable en la experiencia de uso con un nuevo smartphone. No ocurre con la pantalla del iPhone 8 Plus. Incluso a plena luz del día, la pantalla del iPhone 8 Plus se ve estupendamente Las cifras nos describen un elemento que no evoluciona en tamaño, ni brillo, ni contraste ni mucho menos en resolución o tecnología del panel. Sigue siendo una pantalla de 5,5 pulgadas, con panel IPS, sensible a la presión y lo más discutible: resolución de 1080p. Ahí Apple otra vez ha sido conservador y es el fabricante de primera línea que menos densidad de píxeles (poco más de 400) ofrece en un terminal considerado de gama alta. iPhone 8 Plus Galaxy S8 Huawei P10 Plus LG V30 Sony Xperia XZ Premium Tamaño 5,5 pulgadas 5,8 pulgadas 5,5 pulgadas 6 pulgadas 5,5 pulgadas Resolución 1080p 1440p 1440p 1440p 2160p Densidad (ppp) 401 ppp 568 ppp 539 ppp 538 ppp 806 ppp En tareas cotidianas esa resolución no es crítica pues los textos y demás se ven perfectamente, pero en reproducción de vídeo o para futuros usos de realidad virtual, necesitamos más píxeles. La pantalla del iPhone 8 Plus solo trae la novedad de la tecnología True Tone pero consigue que la reproducción de color sea mejor, natural pero más intensa y llamativa a los ojos Dicho esto y matizado su dato criticable de la resolución, hay que decir de la pantalla del iPhone que se ve fabulosamente bien en cuanto a reproducción del color y contraste. En el segundo dato no alcanza lógicamente a un panel AMOLED, pero si buscamos en una pantalla máxima fidelidad y realismo sin pasarnos (y que resulte artificial), la del iPhone 8 Plus es de sobresaliente. Y en exteriores es legible perfectamente, de las mejores en la actualidad sin duda, aunque forzar el brillo máximo en interiores, cuando no es necesario, repecute negativamente en la repruducción del color. Por suerte, el control automático del brillo es algo que en el iPhone 8 Plus está perfectamente gestionado y en este tiempo probándolo no he tenido apenas que recurrir a un manejo manejo manual del mismo. El principal responsable de esa sensación de mayor profundidad de color es la tecnología True Tone, gracias a la cual la pantalla del iPhone 8 Plus ajusta el balance de blancos según la luz ambiente de la estancia con el objetivo de que la fidelidad y uniformidad de los colores se mantenga. La función viene prácticamente activada por defecto si no prestamos atención a la configuración inicial pero podemos ponerla en marcha o dejarla sin efecto con un simple gesto desde el centro de control, pues tiene un botón propio dentro del control de brillo. En exteriores, con luz intensa de día, la pantalla del iPhone 8 Plus es perfectamente legible, de las mejores en la actualidad Como pasa con el iPad Pro, el primer equipo de Apple que incluyó esta tecnología para el panel, la diferencia se puede apreciar más o menos según el entorno, pero en términos globales se agradece. Lo notamos especialmente en situaciones con poca luz. A11 Bionic: la aplastante demostración de fuerza de Apple El iPhone 8 Plus estrena, como es habitual con cada generación de smarpthone de Apple, el último procesador diseñado y creado por la compañía. El nuevo A11 Bionic se compone de seis núcleos, cuatro de ellos de bajo consumo y centrados en la eficiencia, y los otros dos dedicados a potencia bruta. No hay en esta ocasión limitaciones para sacar todo el rendimiento al conjunto de los núcleos al mismo tiempo. Para todos. De esta nueva generación de SoC de Apple hay que mencionar que tanto GPU como IPS son obra completa de la propia Apple, y que el A11 Bionic incluye elementos dedicados al “machine learning” para ayudar en tareas a Siri o en fotografía, entre otros. En los benchmarks el A11 Bionic barre literalmente a todos sus rivales, incluso con el último Snapdragon y 8 GB de RAM A estas alturas y habiendo mostrado ya su fortaleza con sus procesadores anteriores, los datos de rendimiento en pruebas sintéticas dejan al SoC de Apple en lo más alto - y con muchísima diferencia - gracias a la combinación de los seis núcleos del A11 Bionic y los 3 GB de memoria RAM. Si comparamos con cifras del entorno Android, especialmente en RAM, puede parecer una cifra baja. Pero ni por asombro. Los resultados en los test son abrumadores respecto a la competencia. En la mayoría de benchmarks, el iPhone 8 Plus sale claro ganador. Obtiene 3091 puntos en 3DMark Sling Shot Extreme Unlimited, 2833 en Sling Shot Extreme o 58,4 y 78 fps en las pruebas Manhattan OnScreen y Offscreen respectivamente de GFXBench 3.0, cuando en nuestras pruebas anteriores, los máximos valores eran de 55 y 60 fps para el OnePlus 5T. Si no lo era ya antes, el A11 Bionic es la plena confirmación del dominio de Apple en el diseño y construcción de SoC móviles En la siguiente gráfica puedes ver las diferencias en GeekBench 4, donde no solo saca mucha ventaja como otros años en modo single core (dobla las cifras del Note 8), sino que en multicore, el aumento a seis núcleos del A11 impone una diferencia mucho más grande que en anteriores generaciones. En el día a día tampoco hay nada que reprochar al trabajo del iPhone 8 Plus con el nuevo procesador. La fluidez del sistema con iOS 11, más allá de fallos que todavía contiene la versión final sacada hace pocos días, es plena y tareas que uno podría pensar que harían sufrir al terminal, como la toma de imágenes con datos de profundidad o modificación de los modos de retrato con iluminación, los hace con una facilidad pasmosa. Todo ocurre en tiempo real. ¿Por qué entonces más potencia? El trabajo del procesador no se limita a abrir o ejecutar aplicaciones. En ese aspecto incluso equipos de generaciones anteriores nos pueden dar muy buenos resultados. Sin embargo, la cantidad de información sobre la que un smartphone actual debe actuar casi en cada acción que realiza es cada vez mayor. La fotografía es uno de los ejemplos más claros. Tomar una foto no es simplemente apuntar y disparar. Es analizar la escena para enfocar, entender la información que recoge el sensor y la mejor manera de procesar esos datos para, en tiempo real, convertirla la mejor fotografía posible. Casi todo el tiempo. En los años dorados de Apple en fotografía móvil ha sido su principal virtud. El procesador A11 Bionic es uno de los principales responsables de que con prácticamente las mismas cámaras del año pasado, el iPhone 8 Plus haga mejores fotos El procesador tiene otro papel fundamental en que el HDR no resulte artificial, conseguir más fps en grabación de vídeo o que los asistentes de diferentes plataformas entiendan lo que queremos que haga en nuestro teléfono. En todo esto es donde el extra de capacidad de procesamiento juega un papel fundamental (y no sobra). De las especificaciones técnicas del iPhone 8 Plus también hay que mencionar el paso a los 64 GB como memoria interna por defecto. Nos alegramos de esa decisión, que hace menos impulsiva la elección del modelo por cuestiones de capacidad interna, aunque Apple sigue distanciando demasiado el segundo modelo en capacidad, donde solo existe la alternativa del modelo de 256 GB. Seguramente estamos hablando, por fin y después de 10 años, del primer iPhone de entrada (en cuanto a memoria interna) donde esa capacidad de 64 GB puede ser suficiente para la mayoría de usuarios. No es solo por esos 64 GB sino porque lo que más suele ocupar en ella, fotos y vídeos, ahora tienen un tamaño prácticamente de la mitad sin perder calidad. Todo debido a la adopción de nuevos estándares para vídeo (HEVC o H.265) e imágenes (HEIF). En el caso de las imágenes, HEIF es un contenedor que puede almacenar varias imágenes, por lo que es ideal para tanto las Live Fotos como ráfagas o cualquier información extra que se asocia a las fotos que hacemos. En el caso del iPhone 8 Plus se aprovecha para poder almacenar todos los datos de profundidad que proporcionan las dos cámaras y poder así tener siempre la posibilidad de volver a la imagen original. La imagen que tenemos en el carrete de fotos almacena toda la información y podemos aplicar cualquiera de los efectos de retrato y volver al original sin problema. Por defefcto vemos la minuatura de la imagen con el último modo usado En las opciones de Fotos podemos decidir si siempre compartimos las imágenes y vídeo en HEVC y HEIF o dejamos que el sistema determine si el sistema de destino, un PC o Android por ejemplo, será compatible y en ese caso se realiza una conversión automática e invisible al usuario hacia jpeg y H.264. Por último, una nota corta: tanto en descarga de datos como en reproducción de vídeo de alta resolución, me ha sorprendido lo fría que se mantiene la parte trasera del iPhone 8 Plus, la cual apenas se templa en condiciones de uso bastante extrema del procesador. Una pausa para la realidad aumentada Con iOS 11 el iPhone 8 Plus se estrena en uno de los campos llamados a ser relevantes en el futuro cercano. No es algo exclusivo del iPhone 8 Plus, pero la realidad aumentada cuadra muy bien en este terminal por las cualidades de su procesador. Parece algo natural, funciona correctamente y la doble cámara es de gran ayuda. Que sea algo relevante es otra cosa. Lo que hemos podido probar (hay una sección propio en la App Store) se sigue limitando a curiosidades, mascotas que se mueven por encima de la mesa o utilidades de decoración. Más prometedores son algunos juegos, principalmente de disparos en primera persona o estrategia, que las primeras veces llaman la atención por la novedad, pero de los que muy pronto uno acaba o cansado u olvidándose de ellos. Giro de 360 grados en la batería (sí, justo de 360 grados) Apple siempre ha rodeado de cierto misterio a sus baterías. No da datos de capacidad y se ciñe a cifras de horas de reproducción o navegación. Sirven para poder comparar entre dispositivos de Apple pero poco más. En este iPhone 8 Plus el número promete ser de un par de horas más que la generación anterior. Durante estos años, lo que hemos aprendido analizando terminales de Apple es que la autonomía efectivamente se suele mantener o mejorar muy ligeramente de generación a generación básicamente por las mejoras en la eficiencia del procesador. Siendo el iPhone 8 Plus una evolución menor que aprovecha la base de los modelos de años anteriores, no esperábamos mucha novedad. Ofrecer carga rápida pero encontrarse con un cargador de 5 W que tarda casi 2 horas y media en completar la carga es inadmisible No la hemos tenido en capacidad, con lo que, a día de hoy y tras más de 7 días probando el nuevo iPhone 8 Plus, los resultados son los esperados: un 25-30% de batería restante al final del día siendo un usuario intensivo, y algo más de un día y medio si al llegar a casa no sigues viendo vídeos o abusando de Twitter en el sofá. Para ser un equipo tan pesado, grande y ambicioso como el iPhone 8 Plus, ese poco más de un día se nos queda algo corto, y le exigimos más, justo como a otros smartphones de gran pantalla del mercado. El problema es que otros fabricantes llevan años posibilitando una carga muy rápida para que no tengamos realmente que preocuparnos de la autonomía a corto plazo. Entonces, ¿dónde ha movido ficha Apple? Sobre el papel, efectivamente en todo lo que le faltaba: carga rápida y también inalámbrica por inducción gracias a esa trasera de cristal. Pero si ahora mismo, con el terminal ya en el mercado, ni la carga inalámbrica ni la rápida sirven de nada (o casi nada), el giro del fabricante californiano devuelve a la experiencia en términos de batería al mismo lugar donde estaba. Justo a 360 grados. Pruebas de tiempos de carga Con una autonomía en la media del mercado, las pruebas de carga eran lo que más nos interesaba “testear” en este nuevo iPhone 8 Plus. Para realizarlas escogimos el cargador de serie que viene con el teléfono (el mismo de 5 W de hace años, muchos años), un cargador de 10 W del iPad, uno rápido de 28 W y un cuarto inalámbrico de 7,5 W de Mophie, uno de los fabricantes que se ha volcado con esta nueva posibilidad del terminal de Apple. Como has visto en la gráfica, la carga inalámbrica sigue siendo a día de hoy un elemento curioso pero nada eficaz (aunque mejor que lo que obtenemos con el cargador de serie), válido quizás para espacios públicos o escenarios como el coche, pero no para casa salvo que seas de los que prefiere un espacio de trabajo limpio y listo para triunfar en Instagram. Si sumas la velocidad de carga lenta con que no puedes estar cargándolo y usándolo al mismo tiempo, queda descartado por ahora. Con la salida del propio cargador de Apple, que admitirá también el reloj y los auriculares, algo podría cambiar. Sobre el cargador de serie con este terminal de más de 900 euros, decir que no estamos nada satisfechos sería incluso un comentario benévolo. Apple no puede dejar la carga de su equipo a un elemento de tan poca potencia y debería ofrecer un modelo en condiciones para que cargar el iPhone 8 Plus no se fuera por encima de las dos horas y media, como ocurre ahora mismo. Sí, podemos comprar uno nosotros, hay modelos que no son muy caros de terceros, pero no queremos eso. Por último tenemos las pruebas con cargadores más o menos rápidos. El que viene con el iPad básico, de 10 W, cumple en la primera mitad de carga (sobre los 35-40 minutos) pero se derrumba en el segundo tramo. En cuanto a otros cargadores rápidos, eso sí, bajo el estándar Quick Charge 3.0 (un modelo de RawPower genérico de carga rápida de 24 W), los resultados nos convencen más, alcanzando el 50% en poco más de media hora. No es sistema de carga recomendada por velocidad, pero cualquier cargador Qi por inducción sirve para el iPhone 8 Plus Apple ofrece una posible solución, su cargador USB-C de 29 W que sale por 59 euros, y con el que en media hora podríamos tener el 50% de la batería del iPhone 8 Plus cargada. También podríamos recurrir a otros cargadores USB Power Delivery (USB-PD) con al menos 29 W de terceros, pero necesitaríamos comprar un cable USB-C a Lighting además del cargador. Suma y sigue. También aclara que en unos meses veremos mejoras en la carga inalámbrica mediante una actualización software para los cargadores compatibles. La realidad es que, a día de hoy y con el iPhone 8 Plus en la calle, (casi) nada ha cambiado. Y lo que teníamos no era para presumir en cuanto a tiempos y posibilidades de carga. iOS 11, mejor si vives en el ecosistema Apple El iPhone 8 Plus se estrena en el mercado con la última versión del sistema operativo para móviles iOS 11. En esta ocasión las mejores funciones que llegan con iOS se las lleva el iPad, pero hay alguna que se agradece en el iPhone. Centro de control de estreno Lo más directo de apreciar en iOS 11 en un iPhone es el centro de control, el cual podemos personalizar bastante. Sin hacernos llorar de alegría, al menos ya no es la pesadilla de iOS anteriores. También hay novedades con las notificaciones, las cuales podemos gestionar desde la pantalla bloqueada de forma más directa, pero aquí, iOS sigue bastante lejos de la eficaz y más práctica manera de controlar notificaciones de Android, por ejemplo. Lo mejor hasta ahora de iOS 11 en el iPhone está en los detalles que facilitan la vida si estás completamente dentro del ecosistema Apple Por cierto, si algún conocido tiene dudas sobre su teléfono con iOS o simplemente quieres compartir de forma rápida algo que has hecho con él, en iOS 11 grabar y compartir lo que ocurre en la pantalla es sencillo y directo. También Siri dice haber mejorado en iOS 11. El asistente de Apple sigue sorprendiendo por lo bien que entiende lo que le decimos, no suena muy artificial, pero seguimos estando lejos de un asistente con el que podemos interactuar de forma completamente natural. Corregir una instrucción errónea, por ejemplo, no suele dar resultados. Algo más de creatividad En iOS 11 llegan más filtros para aplicar a las fotos y ciertas ayudas en la creatividad con la cámara, como tener largas exposiciones para las fotos o realizar bucles, aunque todo ello dentro de una Live Foto y tras realizarla y almacenarla en la galería. Si estás con Apple, mejor Configurar un nuevo teléfono, compartir archivos, usar una conexión Wifi que ya has indicado en otro equipo ... todo es cuestión de tener otro equipo de Apple. Por ejemplo, si tratas de conectarte con un iPad a un red Wifi que ya tienes en el iPhone, te saltará un aviso de compartir contraseña y listo. Estrenar nuevo iPhone es igual de rápido salvo por la descarga de aplicaciones. Pero buena parte de la configuración que ya tengas en el equipo anterior queda clonada en un solo gesto, así que esa idea de que si estás dentro del ecosistema Apple todo te irá mejor (o al menos será más directo y fácil), se refuerza con iOS 11. La gran cámara del iPhone 8 Plus No hay nada desconocido en la cámara del iPhone 8 Plus. Tenemos dos sensores de 12 MP, uno de ellos angular y otro tele, con las mismas características de luminosidad del año pasado: f1.8 para el sensor principal, que también incluye OIS, y f2.8 para el que permite realizar un zoom 2X. No son las mejores cifras del mercado, pero Apple compensa como mejor sabe hacer: con el procesado en tiempo real, más potente en este iPhone 8 Plus gracias al IPS nuevo y la capacidad de proceso del A11 Bionic. En la presentación del nuevo iPhone 8 Plus, Apple comentó de pasada que el tamaño del sensor es algo más grande que el del año pasado, lo que nos lleva a tener fotodiodos más grandes y con ello conseguiríamos captar más luz pero sobre todo que no haya interferencias entre la información que capta un fotoreceptor y los de al lado. A nivel de funcionamiento, la cámara nos parece más rápida tanto en el enfoque como en la toma de imágenes, especialmente con poca luz. El chip A11 Bionic pone de su parte para que el disparo sea inmediato, y lo agradeceremos en situaciones en que queremos hacer la foto nada más ver la escena a recoger, o para conseguir menos desenfoque de movimiento en elementos de la imagen. Aquí Apple recurre a una técnica que no es nueva consistente en estar ya tomando imágenes antes de pulsar el botón de disparo y posteriormente "decidir" por nosotros qué imagen era la que no queríamos perdernos o la que mejor ha salido. Viendo los resultados en nuestras pruebas, que como sabéis tratamos de repetir en mismos escenarios y condiciones de luz que con test anteriores para comprobar las mejoras (o errores) de cada teléfono, la cámara del iPhone 8 Plus nos deja mejores fotos que el año pasado en la mayoría de situaciones (con luz) pero pienso que el motivo está más del lado del procesado que del sensor. La diferencia se hace notar de forma muy destacada en el color de las imágenes, sobre todo en rostros. Sin llegar a resultar imágenes no naturales, los colores se ven más saturados e intensos, con lo que una falta de fuerza de las fotos del iPhone de los últimos años comparado con otros terminales punteros en fotografía, ha quedado atrás. El responsable de ello es el nuevo filtro de color. Captar una escena en movimiento con diferentes objetos enfocados es ahora más fácil con el iPhone 8 Plus También parece que, en muchas de las escenas con buena luz, el procesado, sin llegar a resultar contraproducente, introduce más detalle en las imágenes apoyado en el ISP que por ejemplo ya deja la tarea principal de reducción de ruido al hardware y no al software como hasta ahora. Por cierto, ahora el HDR está activo en todas las imágenes por defecto y debemos ir a un menú muy lejano entre la configuración del propio teléfono, no entre las opciones de la cámara, para desactivarlo. El trabajo del nuevo ISP con estas imágenes HDR prácticamente siempre nos hace preferir la imagen en HDR. iphone-8-plus-muestras-camara Ligera mejora por la noche Pasamos a analizar los resultados de la cámara del iPhone 8 Plus por la noche y también hay mejoría, aunque aquí me parece que Pixel sobre todo y el Galaxy S8 en menor medida, aciertan en más situaciones gracias a que recogen más luz. En nuestra comparativa de los mejores smartphones podremos comprobarlo de forma más precisa. Lo que os podemos contar con estas pruebas en solitario es que el iPhone 8 Plus mejora en el control de luces intensas, la reducción de ruido, el rango dinámico y de nuevo especialmente el color, que mantiene fuerza y naturalidad cuando hay poca luz. Sí a la cámara doble (y al zoom 2X) Si tienes dudas entre el iPhone 8 o el iPhone 8 Plus y no te importa el tamaño extra, la cámara doble da tanto juego que merece la pena la inversión extra. En este iPhone 8 Plus no se trata solo del modo retrato, bastante mejorado como veremos más adelante, sino de la información sobre profundidad de la imagen que la doble cámara recoge, almacena y luego podemos usar para realizar retoques más creativos o aplicar efectos a posteriori. Escena general e imagen tomada con el zoom 2X No podemos olvidarnos del zoom 2X que conseguimos. Ese segundo sensor, al contrario que en el iPhone X, no cuenta con estabilización ni tampoco más luminosidad que el f2.8 del año pasado, así que los resultados te dejarán muy satisfecho cuando hay luz suficiente, y serán pasables con poca luz, donde el ruido se hace notar bastante. Con el zoom 2X podemos conseguir también un efecto de desenfoque o bokeh muy atractivo para las fotos de primeros planos Modo retrato y luz de estudio Ese zoom 2X es clave cuando usamos el modo retrato que ya estrenó Apple en su iPhone 7 Plus el año pasado. Cuando activamos este modo de disparo no solo usamos el sensor con tele sino que se aplica un efecto de difuminado del fondo más agresivo que el que conseguimos puramente por distancia focal. Aunque usan la misma cámara tele de 2X, en el modo retrato el sistema aplica un desenfoque del fondo muy agresivo basándose en la información de profundidad del conjunto de dos cámaras El tiempo que ha pasado se nota bastante en los resultados que hemos obtenido. La diferencia entre el sujeto y el fondo está más definida, hay más detalle en primer plano y, al menos a mi me pasa, es una funcionalidad de gran éxito y que uno acaba usando con personas más de lo que al principio se imaginaba. Con buena luz el modo retrato ha mejorado, como he dicho, contiene menos fallos (aunque no se eliminan y los resultados dependen mucho de la situación) y el ruido se trata mejor, aunque cuando la luz escasea ya empiezan los problemas debido a que recordemos que es un f2.8 y sin estabilización. Todo el mundo quiere una foto con el modo retrato Mientras Apple afina más el modo retrato básico, con este iPhone 8 Plus llegan más opciones en forma de nuevos modos bautizados como Iluminación de Retratos. Lo que hace es justo lo que imaginas: simula diferentes tipos de iluminación para tratar de acercarse a fotos de retrato más complejas y cuidadas. Al menos en el efecto global, otra cosa es la calidad. Diferentes tipos de efectos dentro del modo de retrato Los nuevos modos de retrato con luz llegan en fase beta, pero aún así son muy llamativos y espectaculares cuando logras ejecutar uno de manera más o menos correcta y no te quedas sin oreja o algo menos de rostro de manera artificial. Los recortes, en la mayoría de los casos, están muy lejos de lo que esperemos que sea el resultado final, pero nos gusta. Modo retrato con luz escenario mono original (izquierda) y la misma algo retocada (derecha) Lo mejor de todo es que, gracias al contenedor HEIF, las imágenes se almacenan en el iPhone con toda la información del profundidad que necesitan para poder aplicar el efecto una y otra vez, modificarlo pero siempre poder volver a la foto original. Y puedes compartir y guardar la que desees. Nuevo flash cuádruple Poco solemos hablar del flash en las pruebas con smartphones. Los resultados suelen ser terroríficos y, al menos en mi caso, no soy muy de usar este tipo de ayuda en las fotos pese a que haya muy poca luz y por mucho que se trate de sistemas de varios LED y tonos. En este iPhone 8 Plus le hemos dado una oportunidad por el estreno de un sistema de cuatro LED de varios tonos que promete hacer más natural la foto con flash cuando la realizamos a una persona, tratando de no quemar zonas concretas e iluminando de formas más compensada. iPhone 7 Plus (izda) vs iPhone 8 Plus (dcha) Aunque depende mucho del tipo de foto, en general en nuestras pruebas el nuevo flash del iPhone 8 Plus mejora la luz en los rostros, evitando quemarlos y colocando tonos de piel más cercanos a la realidad. La otra novedad, la sincronización lenta, en teoría debería conseguir iluminar de forma natural a una persona durante un periodo corto de tiempo a la vez que el obturador permanece más tiempo abierto para recoger luz del fondo y que no quede oscuro. No es una opción que nosotros controlemos sino que la decisión la toma el propio teléfono, lo cual no acaba de convencernos. Vídeo 4K a 60 fps y cámara lenta de más calidad El Apple A11 Bionic apoya la grabación de vídeo en el iPhone 8 Plus de una manera también contundente. Las novedades tienen que ver con la cámara lenta, que ahora puede ser a 1080p cuando escogemos 240 fps, o un modo de grabación 4K que admite tanto 24 como 30 y 60 fps. Estos modos avanzados de vídeo no aparecen a no ser que tengamos activada la opción de formatos de alta eficiencia (HEIF y HEVC) para la cámara. Como el iPhone se encarga de convertir fotos y vídeos en caso necesario de forma transparente, es recomendable tenerlo activado y así poder optar a los nuevos modos de vídeo. Los resultados en grabación de vídeo, tanto lenta como 4K a 60 fps, son de gran calidad. Los resultados a 60 fps incluso pueden resultar artificiales para algunos usuarios. La estabilización OIS ayuda bastante, y poder usar el zoom 2X de forma directa nos da algo de margen creativo. iPhone 8 Plus, la opinión y nota de Xataka No ha resultado nada sencillo valorar las pruebas y test de experiencia a las que hemos estado estos días sometiendo al nuevo iPhone 8 Plus pensando en cierta manera en que en unos días llegará al mercado el iPhone X y, aunque con la mayor parte de su interior igual, previsiblemente lo superará en casi todo. También en precio, y eso que este iPhone 8 Plus no es un terminal precisamente asequible. El iPhone 8 Plus vuelve a destacar en casi todos los apartados de la review pero esta vez tiene una barrera complicada de superar: un diseño que Apple ya considera del pasado y nosotros no digno de 2017 viendo lo que hacen sus rivales El iPhone 8 Plus ha demostrado continuidad en todo lo que Apple hace bien año tras año, te guste o no la compañía: pantalla de calidad, diseño con un cuidado máximo por los detalles, cámara mejorada y sobre todo, una demostración de potencia bruta que deja a todos sus rivales a mucha distancia. Pero el nuevo iPhone 8 Plus tropieza otra vez con unos marcos muy grandes que hacen al terminal un equipo nada cómodo para lo que podemos encontrar en el mercado de la gama alta actualmente. El cambio al cristal le ha sentado bien y permite carga inalámbrica (aunque de poco valor por ahora), lo que sumado a la carga rápida incorporada alivia ligeramente un problema que el iPhone, como el de los marcos, ha ido arrastrando demasiado tiempo. Curiosamente un nuevo iPhone de este año solucionará el problema de los marcos excesivos y diseño caduco, y aunque puede que introduzca otras incógnitas como Face ID, estamos ante el primer año en que un nuevo iPhone tiene rival en decisión de compra dentro de su mismo ecosistema y no solamente fuera. 8,9 Diseño8,25 Pantalla 9,25 Rendimiento9,9 Cámara9,5 Software8,75 Autonomía8,25 A favor Calidad de la pantalla y visibilidad en exteriores El teléfono más potente del mercado con mucha diferencia La cámara y su modo retrato y zoom 2X Acabado y construcción Memoria interna de entrada de 64 GB En contra Diseño caducado Escasa resolución de la pantalla para VR y vídeo Mejoras en la batería que no se acaban de aprovechar Diseño con marcos que lo hacen pesado, grueso y enorme Cargador de serie ridículo También te recomendamos Nubia Z11, análisis: un hardware brillante en la pelea del mejor teléfono calidad/precio iPhone 8 Plus, primeras impresiones: Apple esconde lo más interesante bajo un diseño de hace años Guarda tus contraseñas para que ningún hacker te las robe - La noticia iPhone 8 Plus, análisis: una gran cámara y una bestia de procesador dentro de un iPhone con diseño sin futuro fue publicada originalmente en Xataka por Javier Penalva .

Leer más »